miércoles, 17 de abril de 2013

Clasificación del Real Madrid para la Final Four de la Euroliga de baloncesto (Por Jesús Corrionero)

**Agradezco muy en especial la colaboración con el blog de "Chus" Corrionero, amigo y estupendo entrenador de baloncesto, que nos analiza con su habitual locuacidad y clarividencia la clasificación del Real Madrid para la Final Four de Baloncesto.
Muchas gracias Jesús, esperamos verte pronto dirigiendo ese proyecto que tienes y que aún no está cerrado del todo y también nos complacería recibir cualquier otra colaboración que desees con nuestro blog**
Clasificación del Real Madrid para la Final Four
Acaba de finalizar el tercer partido de cuartos de final de la Euroliga entre el Real Madrid y el Maccabi de Tel Aviv y ya tenemos a un equipo español en la Final Four de Londres.
Yo, madridista confeso, me siento especialmente alegre por este primer logro del equipo de Pablo Laso. De todos modos, no puedo negar que el juego del Real Madrid no es el mismo que el que los Llull y compañía desarrollaron a principios de temporada y que, además, existen peligros que acechan a las huestes blancas.
La eliminatoria apenas ha tenido otro color que el blanco. Y eso nos puede llevar a engaño. Maccabi no ha sido un rival duro para el Real Madrid. Con una rotación muy corta, los israelíes no han plantado cara en muchos minutos de los tres partidos que han jugado contra el equipo madridista. No se puede negar la capacitación de su entrenador, David Blatt, pero mi sensación es que enfrente no había un rival realmente duro que impidiera acceder al Real Madrid a la Final Four.
Sea quien sea el rival en la semifinal, ya sea FC Barcelona, ya sea Panathinaikos, pasar a la final no va a ser tarea sencilla para el Real Madrid. Las carencias del equipo de la capital de España son notorias en el juego interior, donde sólo Nikola Mirotic y Felipe Reyes están a la altura de los mejores. Mirza Begic parece que está aumentando sus prestaciones en las últimas jornadas, pero aún deberá demostrar en la Final Four que se merece continuar una temporada más en el conjunto blanco. Marcus Slaughter y Rafa Hettsheimeir, en mi opinión, no están a la altura de lo que necesita el equipo, siendo buenos jugadores pero adoleciendo de la categoría que se requiere para ser pívot de un grande de Europa.
Igualmente, si nos paramos a buscar un “3” de garantías en el equipo de Laso, podemos sentarnos a esperar porque difícilmente lo vamos a encontrar, a menos que el coach madridista apueste por Rudy Fernández en el puesto de alero alto. Aún así, a Rudy le faltan centímetros y kilos para desempeñar esa labor de forma sobresaliente contra los mejores aleros del continente. Si Carlos Suárez tuviese más confianza en sí mismo, además de trabajar más intensamente su capacidad de tiro exterior y sus movimientos cuando va al poste bajo, el Real Madrid encontraría sin dudas ese alero alto que tanto necesita. Aún así, no puede negarse que Suárez aporta rebote y defensa al equipo. Pero, sin duda, el “Chimpa” puede y debe contribuir más al rendimiento ofensivo del Real Madrid.
Pasando al apartado de virtudes de los blancos es innegable que, ofensivamente, el Real Madrid es un equipo muy dotado en su línea exterior. Cualquiera del cuarteto formado por Rudy Fernández, Sergio Llull, el “Chacho” Rodríguez o Jaycee Carroll, está más que capacitado para ser el jugador de referencia en determinados momentos calientes del partido. Los cuatro forman una batería de ataque que ya quisiera para sí el mejor ejército deportivo de cualquier disciplina competitiva. Sobre todo porque los cuatro tienen capacidad suficiente para romper defensas rivales con tiros de 3 puntos, además de su habilidad para penetrar y culminar o doblar al compañero mejor situado.
Y es indudable que el Real Madrid tiene en Niko Mirotic a un talento ofensivo como no hay muchos en el baloncesto europeo. Dotado de altura, rapidez de movimientos, un tiro extraordinario y una gama de fundamentos realmente variada, le aporta al equipo de Laso buena parte del equilibrio entre juego interior y juego exterior, tan necesario para llegar lejos en cualquier competición.
Se suele decir que los jugadores exteriores ganan partidos y los jugadores interiores ganan campeonatos. Y aunque es posible que dicha máxima pueda ser algo exagerada, lo que es seguro es que la verdadera piedra de toque donde se va a ver el verdadero potencial del Real Madrid en Europa es a la hora de la pelea en la “pintura”, ya sea con Barcelona o con Panathinaikos.
Para concluir, el factor anímico, mental o psicológico va a ser determinante a la hora de competir en la Final Four. Ya son muchos las temporadas que lleva el Real Madrid de baloncesto sin proclamarse campeón de la máxima competición continental. Y a nadie se le escapa que existe una urgencia en la Casa Blanca para volver a conquistar de nuevo el cetro continental. La mentalidad y motivación de jugadores tan ganadores como Rudy Fernández, Felipe Reyes o Sergio LLull, va a ser fundamental para transformar la presión en algo positivo que conduzca a jugar con la cabeza muy fría cuando el corazón va a altas revoluciones en los momentos clave de un partido.
Finalmente unas palabras para Pablo Laso que, a pesar de sus errores y sus fallos, está consiguiendo que el Real Madrid vuelva a hacer disfrutar del baloncesto en la mayoría de sus partidos, con una apuesta por el baloncesto rápido, dinámico, ágil e intenso. Mucho del atractivo del baloncesto para los aficionados, en mi opinión, pasa por ir en esa línea y abandonar las rigideces del baloncesto absolutamente controlado, estático y lento que de vez en cuando vemos practicar a ciertos entrenadores de prestigio, amparados en algunas normas del reglamento que deben cambiar cuanto antes.
AUTOR: Jesús "Chus" Corrionero" (Entrenador Superior de Baloncesto)

No hay comentarios: