sábado, 27 de febrero de 2016

El CB Morón vuelve al País Vasco en un encuentro muy duro ante Sammic ISB

Los aires vascos sentaron muy bien al Aceitunas Fragata Morón el pasado sábado contra Zornotza. Triunfo de garra y muy solvente que sirvió para dar mucha tranquilidad al equipo, no solo por una nueva victoria que acerca considerablemente el objetivo de la permanencia, sino por la forma en que se ganó. Sin dejarse llevar por un resultado muy adverso en el primer cuarto y con una defensa espectacular a lo largo de todo el partido. Con eso en mente, la escuadra moronense viaja de nuevo a las Vascongadas para enfrentarse a Sammic ISB. Un partido contra el tercer clasificado que será una prueba especialmente dura por la enorme calidad del rival. No están tan arriba por casualidad y, aunque en casa ganamos, la segunda vuelta está siendo una historia distinta.
Al igual que en la ida, los de Azpeitia derrotaron la semana pasada a Covirán Granada, su quinta victoria consecutiva, pero para los de Iker Bueno, este partido se antoja muy importante. Querrán, además, tomarse la revancha por aquel 83-68 de la ida. Para ello se encomendarán al pívot Aleksandar Macius (acumula 266 puntos, muy preciso en el tiro de 2, con un 60% de acierto), el ala-pívot francés Jordan Semple (máximo anotador y asistente del conjunto vasco, con 290 puntos y 49 asistencias, así como un reboteador implacable), además de las aportaciones en el tiro exterior de Nikolas Skouen, Pablo Arenaza y Rubén Gutiérrez. No es un equipo que se prodigue mucho desde el 6,75, pero estos tres son unos verdaderos francotiradores.
El conjunto tiene muy estudiado a Aceitunas Fragata Morón y tratará de buscarles las cosquillas con un ataque agresivo que mine la defensa moronense, por lo que la concentración debe ser máxima si se quiere sobrevivir a la ofensiva. Javier Fijo cuenta con toda su plantilla al 100% (o casi, ya que Chemari se está recuperando de una enfermedad que lo ha tenido mermado sin poder entrenar con normalidad, pero ya está enchufado de nuevo). Repetimos, será un encuentro trepidante y muy complicado. La victoria está muy cara, y por eso un triunfo ante Sammic sería un botín fantástico. Supondría una bolsa de oxígeno importante antes de recibir en casa a Clínicas Rincón, el próximo 5 de marzo, poniendo tierra de por medio con los rivales directos. La clave está en mantener la espectacular defensa que mostraron ante Zornotza durante todo el partido, pero especialmente la que posibilitó el parcial de 0-8 con el que remontaron la gran desventaja del primer cuarto.
Y, aunque el partido es en el País Vasco, nuestros muchachos no estarán solos. Al menos en espíritu. El encuentro se podrá ver por internet, y Retamares abrirá para emitir ese partido, por lo que la grada se podrá trasladar al emblemático bar para poder disfrutar del partidazo del domingo, a las seis de la tarde.
Juan Luis Mármol

No hay comentarios: