martes, 22 de marzo de 2016

Deza Maristas prepara su sprint final en Primera Nacional Femenina y para el Sector de Andalucía de categoría júnior

Hoy me ha pasado por las instalaciones del Club Maristas de Córdoba, es algo que algo a menudo porque me pilla cerca de casa y también porque he entrenado en dicho club muchos años y como habitualmente se dice "la cabra tira al monte".
Allí me he encontrado a "Chany del Rey" trabajando con sus chicas acompañado por su staff técnico (Víctor Fernández, Preparador Físico y su Delegado de Equipo, Sr. Delgado), realizando ese trabajo invisible en vacaciones de Semana Santa, necesario y fundamental para abordar el sprint final de la temporada. En el club maristeño, el cuadro técnico del equipo de Primera Nacional Femenina y del equipo júnior es el mismo, de hecho el equipo de las mayores se nutre de muchas chicas del júnior e incluso de alguna cadete que otra.   
Este trabajo de vacaciones encaminado fundamentalmente para preparar lo mas idóneamente posible los momentos finales de cada temporada lo hacen prácticamente todos los clubes (lo sé y me consta), pero he querido reflejar este ejemplo de trabajo sacrificado de este club, simbolizando el de otros muchos clubes amateurs que pululan por la geografía española y que sacrifican de forma totalmente altruista sus vacaciones dedicando muchas horas de esfuerzo a prepararse lo mejor posible y seguir creciendo a nivel individual y de grupo.
Cuando llegué a Maristas, "Sebastián del Rey" estaba realizando con sus chicas un ejercicio para trabajar el 2 contra 2 que os lo acompaño con gráficos y alguna fotografía que otra. También he querido reflejar el trabajo de recuperación con la lesionada "Lidia Muñoz" que el preparador físico "Víctor Fernández" estaba llevando a cabo en la zona de banquillos del campo cervantino.
DOS CONTRA DOS INTERIOR Y EXTERIOR
Diagrama nº1 (interior) y diagrama nº2 (exterior)
Las jugadoras se disponían en grupos de cuatro (cuartetos), alineadas en la línea de fondo tal y como se pueden apreciar en ambos diagramas, en primera instancia se llevaba el balón por el interior (diagrama nº1), las jugadoras nº2 y nº3 del primer cuarteto eran las atacantes (nº2 con balón y nº3 sin balón) y las jugadoras nº1 y nº4 que eran las defensoras. Tras girar en el centro del campo rodeando a los conos (ellas habían colocado sillas), se volvía rápido para hacer balance defensivo y jugaban un 2c2 de forma libre. El entrenador si lo creía conveniente podía incluir diferentes conceptos del 2c2 (Pasa y va, mano a mano, pick and roll, balón poste y distribución, etc).  
Tras llevar un cierto tiempo jugando con balón llevado por el interior, el entrenador maristeño dispuso que el balón se llevara por el exterior (diagrama nº2), siendo ahora en el primer cuarteto las jugadoras nº1 y nº4 las atacantes y las jugadoras nº2 y nº3 las defensoras. Los conceptos y las rotaciones eran los mismos pero cambiando de rol las jugadoras en ataque y defensa.
TRABAJO DE RECUPERACIÓN FÍSICA TRAS UN ESGUINCE DE TOBILLO
Para mí es un lujo que en equipos de formación y de cantera como es el caso de Maristas puedan disponer de un Preparador y Recuperador Físico (desafortunadamente no todos los clubes disponen de esta figura tan necesaria).
En el caso que nos ocupa me llamó la atención el excelente trabajo que Víctor Fernández (el año pasado trabajó con Bball en Liga EBA), estaba realizando en un lateral del campo con la jugadora Lidia Muñoz (distensión de un ligamento del tobillo), os ilustro mi comentario con una fotografía de uno de los ejercicios (hubo muchos mas).
Me consta que Víctor Fernández trabaja con muchos otros equipos del club, tanto masculinos como femeninos y se valora y aprecia enormemente su capacidad, entrega y total implicación.
Maristas en Primera Nacional Femenina prácticamente tiene encarrilado su pase a cuartos de final al haber vencido en Málaga al Presentación Madese por 32-47, pero son conscientes de que si llegan a cuartos se van a enfrentar a a la "flor y nata" del baloncesto andaluz femenino y tienen que dar un salto mas en su preparación para afrontar con las mayores garantías posibles todo lo que les queda.
En la categoría júnior el equipo maristeño se ha clasificado de forma clara como campeón provincial tras vencer de forma clara al club Adeba tanto en su cancha como a domicilio. Tienen aspiraciones de hacer algo notorio en el campeonato andaluz y pondrán lo mejor de si mismas para llegar lo mas alto posible.
Desde Vivelbasket esperamos que este trabajo de vacaciones sirva para que Deza Maristas obtenga los mejores resultados posibles tanto en Primera Nacional como en el andaluz júnior femenino.

No hay comentarios: