domingo, 17 de abril de 2016

El CB Cazorla vence a Plasencia con un apoteósico último cuarto

El equipo cazorleño consigue una ventaja de ocho puntos cara el partido de vuelta ante Cintra Plasencia y sueña con el pase a semifinales en el grupo D de la Liga EBA. 
Apoteosis, si
Solo de este modo es posible definir lo que ocurrió durante los últimos diez minutos del partido disputado en el Pabellón "José Jorquera de la Hoz" de Cazorla entre el CB Cazorla Jaén Paraíso Interior y el Cintra Plasencia. Dos son los elementos imprescindibles para tan excepcional experiencia: baloncesto soberbio y eléctrico sobre la pista y una grada repleta de un público entregado con su equipo. Las consecuencias para el equipo visitante suelen ser en estos casos inversamente proporcionales a la gloria del local, y el resultado parcial de este periodo es bastante clarificador al respecto: 28-14. No podía ser de otro modo tras la avalancha de ataque y defensa desplegada por los jugadores de Manolo Higueras, espoleados por los cánticos y vítores de los 400 aficionados que llenaban el recinto.
El perímetro cazorleño fue un martillo pilón con un triple tras otro, sobre todo de Francisco "Curro" Contreras y José Manuel Márquez, que se marcaron el mejor partido de la temporada y, quizás, los mejores minutos que se les recuerda a ambos en este pabellón. Una exhibición de acierto que fue complementada por la defensa interior, que no parecía propia de esta categoría. Mo Diop, Sam Seck y Reco McCarter nublaron toda expectativa de puntos en la pintura de los placentinos. La defensa en zona la completaban Leshaun Chuck Murphy–como siempre muy incisivo en ataque- y Márquez o Contreras sin dejar un solo camino libre al aro local.
De poder a poder
Y no era nada fácil, dado el poderío de los jugadores palentin en el rebote defensivo y ofensivo, muy superiores en este apartado en el global del partido (34-51). Baste decir que sólo Mario Álvarez atrapó 18 rebotes, 6 de ellos en ataque. Otro jugador destacado entre los visitantes, sobre todo por su acierto en el tiro, fue Pedro Blázquez, que alcanzó los 19 puntos con muy buenos porcentajes. Sobre esta base, el Cintra Palencia dominó los dos primeros cuartos, desplegando un juego muy sólido y equilibrado que dejó a los cazorleños en tan solo 34 puntos al descanso, y la diferencia parcial de 11 puntos (45-34).
Pero la pizarra de Manolo Higueras se hizo valer en el vestuario del CB Cazorla, que además es ahora una piña. Y eso se nota. El tercer cuarto fue el augurio de lo que se le venía encima a los placentinos. La defensa local fue creciendo paulatinamente, así como el acierto cara al aro, que ahora parecía más grande para los jugadores que vestían de verde. Todo se iba poniendo de cara y los números eran ahora mucho más favorables. El Cintra Palencia perdía un balón tras otro -21 en total- y la diferencia menguaba sin cesar (61-67 al final del tercer cuarto).  Después llegó el vendaval, el delirio local y la comunión tantas veces repetida en este escenario entre jugadores y público. Una mágica experiencia que, una vez más, eleva el techo del CB Cazorla Jaén Paraíso Interior, sin que nadie sepa con certeza hasta donde podrá impulsarse.
Comunicado de José Luis González.- Cazorla

No hay comentarios: