sábado, 2 de julio de 2016

Con la finalización del curso escolar, llegó el momento de mi jubilación

Tras 42 años, seis meses y quince días de servicios prestados a la Administración Educativa como maestro, mis compañeros me han dado una despedida de jubilación. Mi jubilación real y efectiva no se producirá hasta septiembre, aunque en mi colegio han tenido a bien realizar esta despedida al finalizar el curso escolar y la verdad es que me lo he pasado muy bien en ella. 
He pasado por muchos colegios en mi etapa profesional Obispo OsioSan Vicente Ferrer cuando casi era un novato, San Juan de la Cruz (13 años, sencillamente inovildables), Colegio Público El Alfar de La Rambla (4 años, estuve de lujo), de todos ellos guardo grandes recuerdos, pero indudablemente es mas que especial, mi colegio actual el CEIP JUAN RUFO de Córdoba, en el que he estado ejerciendo desde el año 1992, un total de 24 años, de los cuales 7 han sido como Jefe de Estudios y los últimos 11 años como Director. Me voy con el colegio grabado en mi corazón y en mi alma y lleno de emociones, indudablemente iré de visita pero siento que dejo un trocito de mí allí, en sus muros, en los despachos (cuantas reuniones diversas, Claustros, de ETCP, Consejos Escolares, tutorías con las familias, etc), en las clases como profesor de Primaria y Matemáticas cuando teníamos alumnos de la ESO, en los pasillos y como no en los patios como profesor de Educación Física. 
Han sido muchos los alumnos que han pasado por mis manos y a los que he intentado formar lo mejor posible, he tratado en todo momento por encima del currículo de inculcarles buenos hábitos y valores y ayudarles en su crecimiento como personas, la ayuda y colaboración de los padres y madres en este sentido ha sido de gran importancia, así como la de todos mis compañeros en mi labor directiva, si un colegio funciona es sumando granito a granito por parte de toda la Comunidad Educativa. A todos ellos muchísimas gracias y ahora desde fuera me pongo a su entera disposición.
El pasado miércoles día 29 de junio en el homenaje que me dieron consiguieron que llegase a emocionarme, tuve la fortuna de estar acompañado por mi familia, por la mayoría de mis compañeros actuales y por otros antiguos compañeros que también quisieron estar presentes. Hubo momentos en los que me costó mucho articular dos palabras seguidas, pero para mí mi vida profesional se ha ceñido fundamentalmente a mi labor como profesor y mi pasión por el baloncesto, todo ello pasaba de forma rápida por mi mente y me hacía recordar momentos inolvidables.
Hace varios meses me retiré del baloncesto en los banquillos, ojo no del baloncesto, porque seguiré dando la tabarra desde el blog, dando ponencias o charlas si me llaman, asitiendo a clinics como oyente y viendo todos los partidos que pueda. Ahora me retiro de la Enseñanza, toca disfrutar de las vacaciones y en septiembre pensar en nuevos proyectos e ilusiones, con mucho mas tiempo disponible intentaré reflotar si cabe la estructura del blog y seguir en contacto permanente con todos los seguidores de Viveelbasket.

1 comentario:

buena persona dijo...

Debes sentirte supersatisfecho de ser reconocido por todos tus compañer@s...eso habla por si sólo de tu buen hacer. Eres un profesional en todo, como maestro, como padre, como marido, como entrenador y como amigo. ORGULLOSO DE TENER AMIGOS COMO TU, UN ABRAZO!