sábado, 30 de julio de 2016

La selección femenina española sub-18 jugará la final del europeo ante Francia

**Se enfrentaba España a un hueso duro en la semifinal del Europeo U18 Femenino de Hungría. Pero con el talento de las jugadoras y el carácter competitivo del baloncesto femenino español, se consiguió el pase a la final y una nueva medalla en este 2016, al vencer a Rusia por (71-55). La cita, este domingo, ante Francia (20:15 h)**. 
Cada generación española puede ser más alta, tener mejor tiro exterior, ser más defensiva,… pero sus señas de identidad están en cada uno de los equipos. Carácter, equipo, esfuerzo, defensa, competitividad,… el baloncesto femenino español tiene una nueva medalla gracias a esa idiosincrasia que nos coloca como líderes de Europa.
(Foto extraída del Diario Marca)
Llegaba Rusia con un equipo muy alto, de gran talento y con Raisa Musina, pívot de 1,92, integrante del quinteto ideal del Europeo U20 y que ya había debutado con la senior. El partido comenzó con mucha pausa, con los dos equipos respetándose y con una Musina imparable en la pintura que acabó el primer cuarto con 8 puntos y 3 rebotes.
Pero ya antes del final del cuarto España cambió el guión. Puso más carácter en pista y redujo los 6 puntos de ventaja que llegaron a tener en contra. Un triple de Sara Iparaguirrre ponía el 17-14 a principios del segundo cuarto, rompiendo los esquemas rusos. Paloma González, desde el banquillo ponía más ritmo si cabe.
Aparte de la calidad, España puso en práctica una presión a toda cancha que consiguió robar algunos balones, lo que minó la moral de las rivales. Esfuerzo colectivo en defensa y un pase extra en ataque para llegar al descanso con un +12. España igualaba el apartado reboteador (17 por 18) pero aplastaba a Rusia en recuperaciones (10 por 1).
Una zona nos colapsó el ataque en el tercer cuarto. Llegaron los nervios, con Rusia acercándose en el marcador. Faltaban jugadoras de carácter y ahí aparecieron Laia Solé, Paula Ginzo, Naira Cáceres,… para sacar adelante este momento delicado. Musina estaba ya fuera del partido. Una estrella superada por un equipo de baloncesto.
Miguel Ángel Ortega desde el banquillo pedía un esfuerzo más, sabiendo la calidad de las rivales. Y lo intentaron. Faltando 5 minutos y con casi 20 puntos abajo, tiraron de orgullo para reducir la desventaja. Pero el trabajo ya estaba hecho. La victoria era española que se medirá este domingo a Francia por el oro (20:15 Youtube/FIBA).
ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

No hay comentarios: