lunes, 22 de agosto de 2016

Simulaciones: "Indicaciones agosto 2016" (Por Emilio Guerrero, árbitro)

**Una vez más quiero agradecer desde Viveelbasket al árbitro Emilio Guerrero su colaboración con el blog y el magnífico artículo que nos ha enviado sobre las "Simulaciones en el baloncesto", creo que es un documento muy interesante, vivo y meticuloso de consulta obligada tanto para árbitros como para jugadores/as, por las aportaciones que al respecto hace Emilio. No se vayan sin leerlo**
LAS SIMULACIONES EN EL BALONCESTO
Que el tema de las simulaciones o “flopping” (en definitiva, fingir) está ampliamente extendido en el baloncesto, no se le escapa a nadie. De hecho, no es algo novedoso del baloncesto actual pues ha existido anteriormente (de hecho, en mi época de jugador, donde aún no era árbitro, solía simular sobre todo las faltas en ataque en penetraciones o en juego de poste, engañando en muchísimas ocasiones a los árbitros), si bien es cierto que últimamente se ve con más frecuencia de la deseada
Que es algo que se entrena por parte de los equipos, tampoco se nos escapa, especialmente las simulaciones por “carga”, donde ya el defensor está colocado de puntillas o sobre los talones, para que sea más fácil exagerar la caída: algunos jugadores tratan de engañar al árbitro fingiendo un contacto causado por un oponente, o exagerando un contacto mínimo para conseguir una ventaja injusta. También se emplea mucho en las pantallas (tanto el jugador que las realiza como el que las recibe, especialmente este último). Menos frecuentes, aunque existen, son las simulaciones del jugador que sube el balón botando hacia campo contrario. 
Y que es algo que ensucia los partidos, y que complica la labor de los árbitros queda fuera de toda duda, generando una sensación de descontrol en la pista. Y como el árbitro “caiga en la trampa” y sancione una simulación como falta, manda un mensaje nada deseado e involuntario de “si nos tiramos, nos pitan la falta”. 
Decir que las simulaciones van en contra de la deportividad y juego limpio resulta, por tanto, obvio. 
Para intentar minimizar todo lo comentado anteriormente, es importante que los árbitros intentemos (debamos) conocer el juego y los movimientos técnicos y tácticos de los jugadores, para así tratar de evitar ser engañados en este tipo de situaciones. 
En las Reglas Oficiales de Baloncesto, aparece la simulación en el apartado de falta técnica como una de las conductas que pueden ser merecedoras de sanción: “dejarse caer para simular una falta”. 
Para buscar una unificación de criterios e intentar facilitar la labor de los árbitros y un desarrollo normal del juego, se van analizando situaciones de juego reales (mediante el visionado de partidos) y se realizan unas aclaraciones o indicaciones para que todos los deportistas implicados en los partidos tengamos conocimiento de las mismas y sepamos “las reglas del juego”. 
Para esto último se publicó, el miércoles 17 de agosto, un documento en el Club del Árbitro FEB
En el mismo, se realiza una distinción entre los diferentes tipos de situaciones de simulación que podemos encontrarnos:
  • Simulación normal, donde un jugador simula una falta (tras un contacto) pero no provoca ningún contacto ilegal sobre el contrario. Aquí, se debe avisar en la siguiente interrupción con reloj parado al jugador y a su entrenador. A la siguiente simulación se sancionará falta técnica. Cada equipo tiene derecho a un aviso. 
  • Simulación excesiva, donde no existe contacto alguno y no provoca contacto ilegal hacia el contrario. Se debe sancionar falta técnica inmediata, al tratarse de un comportamiento antideportivo.
  • Simulación y contacto ilegal, donde si un jugador simula y provoca un contacto ilegal, se debe sancionar falta al defensor. 
Ya sabemos qué se tendrá en cuenta en lo referente a las simulaciones, pero ¿cómo se actuará en la pista para advertir a los participantes? Pues bien, a continuación os comento el protocolo a seguir ante las simulaciones en pista: 
Lo primero, saber cuál será la señal que deberán realizar los árbitros cuando se produzca una simulación: se debe hacer el gesto que podríamos llamar “levántate del suelo que no ha pasado nada”, tal y como ya hacían (erróneamente) algunos árbitros, o se puede ver en el fútbol. Es decir, 2 veces la nueva señal de “levantar el brazo” (empezando desde arriba).
Esta señal se realizará durante el juego ante una simulación, sin parar el partido. Ahí estamos dejando claro que esa caída que se ha producido no ha sido falta, sino una actuación antideportiva para intentar engañarnos.
 A continuación, podemos ver un video del Teaching Material 2014 FIBA donde he añadido la nueva señal, a modo de ejemplo.
Una vez que se produce una interrupción del juego con reloj parado, se comunica el aviso al jugador y al entrenador, así como a nuestro/s compañero/s, levantando el brazo y luego realizando la señal de falta técnica. Ese es el aviso válido para ese equipo, y a la siguiente simulación se sancionará la falta técnica. 
Si se produce otra simulación del mismo equipo o es excesiva (recordemos que se debe sancionar de manera inmediata), debemos hacer sonar nuestro silbato a la vez que levantamos el brazo para parar el reloj, luego la señal de “levantarse” y finalmente la señal de falta técnica.
Veamos otro video, a modo de ejemplo, en este caso por simulación excesiva: 
Con todo este procedimiento, entiendo que se pretende dejar bien claro que ha existido una simulación cuando caigan jugadores al suelo, y que el aviso quede bastante claro. Pienso que es como si se quisiera "dejar en evidencia" al que intenta engañar, delante de todas las personas que están viendo el partido. 
Especial cuidado deberemos tener los árbitros para que el procedimiento al señalar la falta técnica por simulación se haga de manera natural y sin “agresividad”, sin que parezca que estamos enfadados o “ejecutando” al infractor, evitando así generar una tensión innecesaria. 
AUTOR: EMILIO GUERRERO (ÁRBITRO DE BALONCESTO), fotos extraídas del Club del Árbitro FEB.

No hay comentarios: