jueves, 22 de septiembre de 2016

Aceitunas Fragata Morón gana la ida de la Copa LEB de Andalucía al Covirán Granada de forma ajustada

Había mucha expectación. Cómo no, tratándose del mejor derbi que hay en competiciones LEB. Morón y Granada se enfrentaban en la ida de la Copa LEB Andalucía y el duelo no defraudó a nadie. Sí, todavía es prácticamente pretemporada. Y sí, hay cosas que corregir, dejarse llevar por la euforia sería muy contraproducente. Pero lo cierto es que el CB Morón se llevó el primer derbi de la temporada en un auténtico partidazo que dejó muchísimas lecturas, pero la principal es que este equipo sabe competir muy bien, independientemente de la entidad del rival y de las bajas que tenga. Que el banquillo funciona y que hay jugadores a los que echar el ojo durante el año. 74-72 para que ACEITUNAS FRAGATA MORÓN consiga el primer paso para poder levantar el título el próximo sábado en Granada.
No fue un partido sencillo, pues el marcador refleja la igualdad que imperante en todo momento. Ninguno de los dos llegó a tener una ventaja importante y duradera, y eso es el perfecto resumen del encuentro. 12 cambios de ventaja, 12 veces el electrónico reflejó un empate (las faltas no, eso había que contarlo conforme lo pitaban, pero vamos avanzando) y unos finales de parcial de 19-19, 33-33, 61-52 y el definitivo 74-72.
Y eso que empezaba el partido algo timorato, con los dos equipos nerviosos, cometiendo varias pérdidas. Hasta que Jesús Chagoyen se estrenó en partido oficial con la camiseta negra, poniendo los dos primeros puntos. Dio paso esto a un tanteo brutal en el que se intuyó que Tyler Gaffaney iba a dar que hablar a lo largo del encuentro. En ataque, la producción local de la primera parte pasaba por sus manos y por las del jerezano, que completaron 8 y 10 puntos respectivamente. En defensa, el equipo mostraba mucha seriedad, pero los granadinos conseguían responder con solvencia, amparados en un gran acierto desde el 6,75 (9/26 al final del partido) y las penetraciones a canasta. Al descanso, empate a 33, pero muy buenas sensaciones.
No obstante, en la salida tras el paso por vestuarios, Granada salió con mucho más acierto y tomó cierta ventaja en el marcador. No ayudaba que varios jugadores importantes empezasen a cargarse de faltas –muchas de ellas bastante discutibles-, como Chagoyen, Alo Marín y Orokoba, que terminaban el tercer parcial con 4 faltas cada uno, obligando a Javier Fijo a tirar de los jóvenes del Qalat Giráldez y Pérez, así como Alejandro Rodríguez. Los tres chicos cuajaron una buena actuación. Hay futuro. La cosa se ponía dura, pero entonces aparecieron los mejores del encuentro por parte de ACEITUNAS FRAGATA MORÓN. José Alberto Jiménez (fantástico en defensa y soberbio provocando faltas que luego traducía en tiros libres anotados), Rubén Gutiérrez (que se marcó jugadas impresionantes, dejando sentados a los rivales) y, sobre todo, un Tyler Gaffaney tocado por una varita mágica endosaban en este cuarto un 28-19. Los granadinos estaban desbordados y se cargaron de faltas con rapidez y eso lo aprovecharon los locales. 61-52, una ventaja amplia, pero solo sobre el papel, porque Granada no es un rival ante el que puedas dormirte.
De hecho, el parcial del último cuarto fue suyo, con un 14-20 gracias a los importantes triples de sus jugadores, especialmente el de Alejandro Bortolussi, que empataba el partido a falta de 15 segundos y hacía recordar la sombra del fatídico triple de Jesús Fernández en liga el año pasado. El duelo entre este y nuestro Jesús Chagoyen era uno de los principales atractivos del partido y no defraudaron, aunque fue el local quien se llevó la partida. ACEITUNAS FRAGATA MORÓN tenía que guardar el marcador y lo consiguió moviendo el balón con inteligencia. Gran dirección de juego del conjunto de bases (otra de las claves de este año es la movilidad para este puesto entre los Marín, Tyler y Gutiérrez) y la solidez defensiva del equipo, muy intensa. Así se ganó el partido tras encestar Gaffaney los dos últimos tiros libres que daban la ventaja al equipo a falta de 12 segundos, impidiendo a Covirán Granada que empatase el encuentro con un gran robo de balón de un José Alberto Jiménez imperial en esta faceta.
Ahora queda un importantísimo partido en Granada el sábado, a las 18:00 horas, que será retransmitido en streaming, para poder levantar el primer título de la temporada. Ahora mismo se pueden hacer pocas lecturas, pero la más evidente es que el equipo promete mucha diversión para esta temporada.
Comunicado de Juan Luis Mármol

No hay comentarios: