domingo, 2 de octubre de 2016

Aceitunas Fragata Morón se lleva un partido muy sufrido ante el Arcos Albacete

El estreno de la temporada 2016/2017 en el Pabellón Alameda se saldó con la primera victoria del curso para el Aceitunas Fragata Morón. La afición tenía ganas de basket y de fiesta. De hecho, antes de empezar, la grada de animación (incansable durante todo el partido), realizó un merecido homenaje a Rafa Rufián.  
El primer partido de Aceitunas Fragata Morón fue ante un grandísimo rival, el Arcos Albacete Basket. Los manchegos demostraron que «debutante» es solo un adjetivo, pues con un gran baloncesto pusieron en muchos aprietos al conjunto local, al que llegaron a sacar una ventaja de 14 puntos. El juego exterior de los visitantes, sumado a la falta de acierto del Aceitunas Fragata Morón propició esta situación.
Pero los sevillanos se agarraron a los dos mejores jugadores del partido para llevarse una victoria importantísima: Alo Marín y Emmanuel Okoroba. Impresionante las actuaciones de ambos, especialmente la del escolta gaditano, (MVP del partido con 22 de valoración), que sacó las castañas del fuego con unos minutos de ensueño en los que le salía todo. El estadounidense, por otro lado, aportó muchísimos puntos de calidad, forzó faltas clave y se movió con mucho criterio por la pista, haciendo que Aceitunas Fragata Morón no se desconectase del encuentro.
Y eso fue porque Albacete tuvo al anfitrión a remolque durante todo el partido, a pesar de que la primera canasta fuese un triple de José Alberto Jiménez. Pronto comenzó el show de José Luis González, que hizo muchísimo con sus 19 puntos, 15 de ellos en triples. Fue esta una suerte en la que Arcos Albacete se apoyó en la primera mitad, poniendo tierra de por medio en el marcador. No estaba cómodo el Aceitunas Fragata Morón en el primer periodo, que concluyó con 7 puntos de ventaja para su rival, 14-21.
Y muy enchufado salió Albacete para el segundo cuarto, ya que rápidamente puso mucha distancia en el marcador (llegando a tener una ventaja de 12). Incontestable la actuación de González, que habría metido una nevera desde el triple si se lo hubiese propuesto. Pero Aceitunas Fragata Morón espabiló con la entrada de Okoroba, que empezó a imponer su físico para abrirse hueco y encestar canastas de mucha calidad. Así, a falta de pocos minutos para el descanso, los locales pudieron recortar esa ventaja para ir a vestuarios con 2 puntos de diferencia en el marcador. 37-39, una promesa de partido intenso y duro para la segunda parte.
A partir de aquí, los cambios de ventaja en el marcador se hacían cada vez más largos. Los equipos necesitaban parciales muy altos para poder ponerse por delante, dejando siempre el marcador muy ajustado en los momentos clave. El tercer cuarto tuvo la firma de Gaffaney y Marín para los moronenses, guiados por un buen Javi Marín y manteniendo el tipo atrás con buenas defensas (importante también el regreso de Ola Keshinro, recuperado ya de sus problemas físicos y que cuajó un buen papel en el rebote, atrapando 9). Pero Albacete no se confiaba y seguía haciendo la vida imposible al Morón con un fuego constante desde el 6,75. Concluía el tercer cuarto con 53-57.
Los últimos diez minutos se vivieron con mucha tensión en la grada, ya que Albacete seguía a lo suyo, metiendo muchos puntos y haciendo que se apagasen las luces en el ataque moronense. El equipo visitante poco a poco empezaba a lograr una ventaja importante que hizo temer la derrota, pero entonces apareció la inmensa calidad de Alo Marín. Triple por aquí, penetración clásica por allá y acierto pleno en los tiros libres para remontar prácticamente solo el encuentro (22 puntos, 5 en tiros de campo, 3 triples y 3 tiros libres). Al final, con el marcador muy apretado, Rubén Gutiérrez logró el punto de la victoria tras el empate de Kristopher Landon (otro que hizo un partido muy serio, con 13 puntos y 11 de valoración), que falló la contestación en los últimos segundos gracias a una buena defensa final. 
Comunicado de Juan Luis Mármol

No hay comentarios: