miércoles, 12 de octubre de 2016

Dos contra dos tras esfuerzos previos (por José Antonio Ortiz)

Interesante ejercicio de entrenamiento que vi realizar a José Antonio Ortiz entrenador de Deza Maristas de Córdoba con su equipo cadete femenino en las instalaciones del Colegio Cervantes, acompañado por el preparador físico y ayudante Víctor Fernández. Ambos entrenadores situados de forma estratégica controlaban el ritmo  y la intensidad del mismo perfectamente.
(Las jugadoras cadetes de Deza Maristas realizando el ejercicio descrito)
Dos contra dos tras esfuerzo previo
Este ejercicio de dos contra dos tiene como característica primordial que las jugadoras antes de acometerlo se ven obligadas a realizar un esfuerzo previo, las teóricamente atacantes hacen un pateo sobre el propio terreno y después una con balón botando y otra sin balón tienen que en velocidad rodear unos conos situados en el centro del campo, antes de encarar el aro para atacar. Y las defensoras tienen que en velocidad rodear unos conos situados en los laterales del campo para llegar a tiempo a la defensa y posteriormente defender con uñas y dientes.
La mecánica del ejercicio se realiza efectúa a partir de colocar dos filas de jugadoras tras la línea de fondo (una con balón y otra sin balón, color morado), estas jugadoras serán las defensoras saliendo por parejas y una pareja de atacantes de color rojo de caras a ellas que están pateando y sprintando sobre el propio terreno. 
En el diagrama podemos apreciar como la jugadora nº3 pasa el balón a la  jugadora nº1  y cuando recibe se va botando alrededor del cono que está situado en el centro del campo para rodearlo, su compañera hace lo mismo pero sin balón. La pareja de jugadoras nº3 y nº4 se desplazan en carrera para rodear los conos que están en los laterales del campo y son las defensoras del 2 contra 2.
Las rotaciones posteriores serán que las atacantes pasan a defensoras y la defensoras a atacantes y así sucesivamente con el resto de parejas. Interesante y obligatorio es que el balón cambie de lado en su salida para entrenar de forma simétrica con balón y sin balón tanto en ataque como en defensa.
Conozco a José Antonio desde pequeñito y me encanta ver como está creciendo paso o a paso y día a día como entrenador, en el entrenamiento que presencié con su equipo lo vi totalmente ilusionado, motivado y metido a tope y eso se lo transmitía a su grupo de jugadoras que entrenaban a máxima intensidad como si de profesionales se tratara. ¡Felicidades!
AUTOR: José Antonio Ortíz (entrenador de Maristas de Córdoba)

No hay comentarios: