viernes, 11 de noviembre de 2016

Aceitunas Fragata Morón en busca de la victoria ante el Sammic ISB

El sábado concluirá una semana muy apretada para el Aceitunas Fragata Morón por la jornada extra entre semana y que se ha saldado con dos derrotas. Será un encuentro en el que tendrá la oportunidad de volver a engancharse a la zona de arriba de la clasificación, al tratarse de un rival directo que actualmente saca una victoria al conjunto sevillano.
Pero no será el mejor de los rivales para los intereses de Aceitunas Fragata Morón, ya que visita el Pabellón Alameda el Sammic ISB. Los de Azpeitia llegan tras caer derrotados por Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano en la jornada del miércoles en la primera victoria de la temporada para este conjunto. Con una canasta en los últimos instantes, además.
Esa «inesperada» derrota unida a la calidad que tienen los vascos supone que el encuentro será una dura prueba. Pero Aceitunas Fragata Morón también tiene calidad más que probada para disputar el encuentro de tú a tú. Y una victoria contra un rival de enjundia supondría una bocanada de aire y optimismo para una plantilla que tiene que recuperar buenas sensaciones cuanto antes.
El camino está marcado por los grandes minutos que el equipo ha protagonizado en varios de los últimos partidos, con momentos de lucidez extrema en ataque y una portentosa solidez defensiva (el primer cuarto contra Lucentum es el mejor ejemplo). Solo queda dar con la tecla para que ese trabajo no se venga abajo en momentos críticos.
Porque Sammic es una plantilla que, si bien es cierto que anota menos que Aceitunas Fragata Morón y encaja más (487 a favor y 492 en contra, números similares a los que tiene Morón, pero volteados) tiene mucha versatilidad y numerosos recursos para hacer daño. De hecho, fueron el primer equipo de la liga en vencer al, hasta ahora, líder de la competición, Cambados, por 91-88. En el equipo vasco sobresale gente como Gaizka Maiza, un base que promedia 10,7 puntos gracias a unos porcentajes de tiro de campo que rozan el 45%, números similares a los del pívot Michael James Karena, (10,6 puntos, pero con un espectacular 58% en tiros de campo).
Un jugador que puede ser clave para Morón es Rubén Gutiérrez, que el año pasado militaba en las filas vascas. Él, junto con los Marín, Tyler Gaffaney y Chagoyen serán las máximas referencias, una vez más. A ellos se debe sumar la aportación de Ola Keshinro, que va recuperando sensaciones tras su lesión, especialmente para la batalla defensiva. En esta faceta, Morón necesita todos los centímetros posibles y la habilidad de jugadores como Leo Cizmic o José Alberto Jiménez para que el sábado, la victoria se quede en el Pabellón Alameda. 
Juan Luis Mármol

No hay comentarios: