lunes, 7 de noviembre de 2016

Grandísimo partido del Deza Maristas 75 que vence al hasta hora líder imbatido del grupo B de Primera Nacional Femenina el Syngenta CB Almería

Esta mañana he disfrutado del partido de la Primera Nacional Femenina jugado en el Colegio Cervantes de Córdoba en el que el Deza Maristas 75, ha vencido al todopoderoso líder imbatido de su grupo el Syngenta CB Almería por (67-63).
Tengo la sensación de que alguna manera el arranque del partido tuvo su influencia en el resultado final, las chicas de Miguel Ángel Luque con su 10-2 de inicio cogieron mucha confianza y empezaron a crear algunas dudas en el equipo de Pilar López de Alcoba que se sentían incómodas y no terminaban de entrar en el partido. 
El tridente Raquel Pérez (21 puntos)-Clara Cáceres (23 puntos)-María Pérez (20 puntos), entre las tres anotaron 64 puntos de los 67 de su equipo, impuso durante los cuarenta minutos su ley, consiguieron que su equipo jugara con un ritmo que les iba como anillo al dedo y pese a los esfuerzos del equipo almeriense (que nunca faltaron),  siguíeron sin bajar el pistón y mandaban en el marcador al término del primer cuarto por 24-19, gracias a su acierto anotador.
¿Serían las jugadoras maristeñas de mantener ese nivel?
Ese era el gran reto del equipo cordobés ya que delante tenía un gran equipo, con una pívot dominante como Alicia González (con muy buena mano desde los cinco metros, buenos movimientos y gran porcentaje en tiros libres), una base como Sara Sánchez con muy buenas hechuras y visión de juego y aleros como Bea Fernández (toda potencia, determinación y carácter), un torbellino como Conchi Satorre buscando la canasta y una jugadora con elegancia y tiro como Lucía Torres. No en vano se trataba del líder del grupo, un equipo con grandes reminiscencias de LF2, que una vez sufrido el primer impacto tenía que reaccionar y de hecho se les notó que metieron una marcha mas en defensa y exigieron si cabe mucho mas a la escuadra colegial. Además en ataque circulaban bien el balón jugando con criterio, pero no estaban acertadas en el tiro exterior.
Las chicas de Miguel Ángel Luque sabían que eran inferiores bajo los aros y que todas tenían que ayudar en labores de intendencia para sostener el rebote y controlar a Alicia González fundamentalmente y el entrenador cordobés le mandó sucesivamente varios perros de presa como Aurora Luque, María Castro y Claudia Bustos, para intentar ahogarla dentro de la zona y desgastarla.
Eso se cumplió a la perfección pero además la gran labor de Clara Cáceres y María Pérez sacando con fluidez el balón de la presión, penetrando a canasta cuando era necesario y con su gran acierto de tres, el liderazgo de Raquel Pérez que en su nueva posición de ala-pívot sacaba petróleo de cada una de sus acciones atacantes (jugando en buenas acciones de poste bajo, con tiros abiertos y sacando tiros libres que después anotaba), llevaron el partido a una tónica que les era favorable y que se mantuvo de forma similar al descanso (34-31) y al término del tercer cuarto (49-44).
¿Qué podría pasar en el cuarto decisivo?
Las jugadoras del Syngenta CB Almería aleccionadas por su entrenadora apretaron de lo lindo, pusieron toda la carne en el asador y a pesar de que Alicia González tuvo que descansar unos minutos por cometer su cuarta falta personal, consiguieron lo más difícil al ponerse por delante en el marcador (60-61), pero de nuevo emergieron las figuras de Clara Cáceres, María Pérez  y Raquel Pérez que con canastas importantes al límite de la posesión, supieron tener paciencia para jugar con el tiempo y el marcador y se llevaron un partido ganado a pulso.
Miguel Ángel Luque tuvo también mucha parte de culpa en el éxito de su equipo, se notaba que había estudiado muy bien al rival, supo establecer los roles adecuados para cada una de sus jugadoras y fue un detalle importante saber refrescar a su tridente mágico con la presencia de jugadoras como Lidia Muñoz, Bea Ramírez y P. Rodríguez, que cumplieron su misión perfectamente.
Bajo mi punto de vista tres factores básicos llevaron al equipo del Deza Maristas 75 a la victoria: 1) La organizada salida de la presión, 2) La inclusión de Raquel Pérez como falso-pivot abriendo el campo y sacando a su defensora de la botella y 3) El buen marcaje a Alicia González. 
Conclusión final
Hacía mucho tiempo que no veía un partido de baloncesto femenino con tanta calidad en el campo, no crean ustedes que el Syngenta CB Almería no demostró su condición de buen equipo, creo que fue mas mérito de Maristas que demérito del rival, las almerienses pelearon a destajo por cambiar el destino del partido e incluso parecía que remontarían al final, pero la fe de las cordobesas a pesar de su inferioridad bajo los aros y su acierto en el tiro exterior les dieron un triunfo que vale un potosí y que indudablemente reforzará considerablemente su moral y la fe en sus posibilidades.
ANOTADORAS:
Deza Maristas 75 (67): Clara Cáceres 23, María Pérez 20, Raquel Pérez 21, Lidia Muñoz (2), Aurora Luque, Claudia Bustos, María Castro 1, Bea Ramírez, M. Primo y P. Rodríguez.
Syngenta CB Almería (63): Sara Sánchez, María López, Sara González 4, Bea Fernández 10, María García 4, A. Díaz, Lucía Torres 7, Eli Martínez 5, María González 7, A. González 20, Conchi Satorre 6 y E. Expósito.  
Parciales: 24-19, 10-13, 15-13 y 18-19.
Árbitros: Ávila y Morales. Eliminadas: Lidia Muñoz y Sara Sánchez.
Incidencias: Unos 100 espectadores.

No hay comentarios: