domingo, 27 de noviembre de 2016

La defensa otorga una victoria importante al Huelva en Plasencia

Un paso más para el objetivo marcado desde el comienzo de esta temporada: jugar por la parte alta de la clasificación que da derecho a jugar por el ascenso de categoría. Había que ganar en una cancha complicada y se ganó. Este equipo cada día es más..., equipo.
En un ambiente frío y desangelado por las inclemencias del tiempo, se presentaba un partido dificil contra un rival herido y con ganas de volver a meterse en los lugares de privilegio. El comienzo ya presagiaba como se iba a desarrollar el encuentro, no había manera de conseguir la primera canasta en ninguno de los dos aros. Las defensas y también porque no, el desacierto y los nervios de los dos bandos, hacían que el marcador se moviera lento y parsimonioso. Kion Brown tuvo el honor de desatascar el luminoso. Excepto el 5-4, Huelva cogió las riendas del partido, su defensa al perímetro de Plasencia era asfixiante, no dejaban jugar y encima presionaban a toda la cancha y hacían que su rival cometiera error tras error. El marcador pasó en un pis pas a 6-14 para terminar este primer periodo. Huelva tenía controlado el partido, pero quedaba mucho por jugar.
Con las rotaciones en los dos bandos (sobre todo en Huelva), y el poco acierto visitante de cara al aro, este segundo acto fue claramente de los locales (el único). A pesar de que la defensa visitante seguía siendo buena, el ataque no era igual y Plasencia con un poco más de acierto se vino arriba e igualó el encuentro en el descanso: 26-26.
Tras la salida de vestuarios Huelva y sus caras lo decían, venían a por el partido y no se les iba a escapar. Lucha titánica en los dos lados de la cancha, pero los arreones de los de negro y albero cada vez eran más constante y cada vez hacían más daño a los locales. Las diferencias no eran grandes pero en un partido con estos guarismos, cuatro, cinco puntos.., es un mundo, y más cuando el parcial de este periodo lo indica todo: 7-10, para dejar el encuentro en 33-36 y todo por decidir.
El cuarto acto fue para no cardíacos. Es verdad que Huelva no abandonó la ventaja en el luminoso, pero las diferencias no eran para estar tranquilos, aunque con el rumbo del partido era muy dificil limar seis, siete puntos. Los nervios aparecieron definitivamente en el parquet y sin lugar a dudas ahí Huelva estuvo mejor, los visitantes resolvieron mejor los ataques, tuvieron las ideas más claras de donde llevar el balón y su defensa a los anotadores locales fue de libro. Phillips y Sean Hill fueron anulados (0 y 7 puntos respectivamente).
Los últimos minutos fueron largos, los tiros libres hicieron acto de presencia, y un par de canastas de Carlos García hicieron el resto. Final en Plasencia: 49-56, victoria super importante con efectos clasificatorios. Pedazo de defensa.
Por parte de Plasencia los destacados fueron sus hombres interiores, sobre todo al final del partido, Luis G. Morato y M.A. Conejero estuvieron en buena sintonía. En Huelva muy buen partido de Carlos García, Terrick Phillips y Kion Brown, dentro de un equipo que dio la cara en todo momento en la faceta defensiva.
Cintra Plasencia 49.- Phillips (0), S. Seck (3), S. Hill (7), D. Holgado (3), M. Hernández (0), A. Pérez (0), L. García (19), D. Espadiña (0), M. Conejero (10), A. Usó (7) y A. Prisarzcyk (0).
Huelva 56.- Pablo Martínez (0), J.A. Pizarro (0), Pedro Fariña (4), Pablo Hitos (2), Julián López (6), Ful Casanova (6), Ricardo Vilches (2), Nacho Romero (9), Terrick Phillips (12), Kion Brown (7) y Carlos García (8).
Incidencias.- partido disputado en el pabellón Ciudad de Plasencia con un frío tremendo. Desde Huelva se desplazó un grupo de aficionados que no dejaron de animar durante todo el partido.
COMUNICADO CDB ENRIQUE BENITEZ

No hay comentarios: