viernes, 2 de diciembre de 2016

Aceitunas Fragata Morón buscará remontar el vuelo en Ávila

Aunque la situación en la clasificación es relativamente cómoda (a dos victorias de diferencia con el líder), Aceitunas Fragata Morón atraviesa una dinámica complicada debido a las convulsas semanas que han pasado. Ahora, además, al cambio de entrenador se suma también la baja de Emmanuel Okoroba, que abandona la disciplina moronense. Por eso es un mal momento para visitar la siempre difícil cancha de Carrefour El Bulevar de Ávila.
El equipo ha tenido más tiempo para conocer el trabajo de Rafa Rufián como entrenador, pero necesita más. En dos semanas no se pueden corregir o cambiar las trayectorias, y menos con los rivales a los que se ha enfrentado el conjunto desde el cambio de entrenador. No obstante, una victoria contra uno de los favoritos de la competición puede suponer una inyección de optimismo muy necesaria para el devenir de la temporada. Miramos a la tabla, a los resultados, cuando lo más importante ahora mismo es el estado anímico de la plantilla. Los jugadores tienen que recuperar la sonrisa para que las cosas salgan bien.
No obstante, Ávila también anda con necesidades inmediatas, como la clasificación para la Copa LEB. Mantiene un duelo encarnizado con Lucentum y Granada, por lo que este encuentro es vital para ellos. Esa conjunción de necesidades se traducirá en un partido muy peleado por parte de ambos equipos, con mucha igualdad. En estos casos, los detalles son vitales, la calidad individual puede ser diferencial, y todo apunta a que así será. Las dos escuadras tienen jugadores de este tipo.
Carrefour El Bulevar de Ávila y Aceitunas Fragata Morón llegan con números muy similares en los porcentajes, salvo en el tiro libre (una faceta que tenemos que corregir con urgencia), así que hay que mirar a esos jugadores desequilibrantes. Por parte de Ávila, su mayor peligro viene del ala-pívot Connor Beranek, una máquina de anotar que promedia casi 16 puntos por partido, gran reboteador y el MVP de la plantilla (promedia 19,1 créditos por encuentro). También está “su” Javi Marín, base con experiencia en ACB (debutó con CAI Zaragoza en la campaña 13/14) y que es un peligro desde el 6,75 junto con el otro base de la plantilla, Arturo Cruz (14 y 19 triples anotados hasta ahora, respectivamente). En sus manos estará el partido para que la victoria no se vaya de Ávila.
Respecto a Aceitunas Fragata Morón, el foco está, además de los sospechosos habituales, en Placide Nakidjim, que con las bajas de Okoroba y de Leo Cizmic (lo perdemos tras este partido porque viaja con su selección) compartirá con Ola Keshinro el juego interior del equipo. La plantilla ha demostrado ya una y otra vez que los rivales solo son superiores en el nombre si se trabaja con la intensidad con la que se viven las primeras partes. Lo único que hay en el debe del equipo es gestionar los finales de partido. Si se corrige eso, Aceitunas Fragata Morón no debería tener problemas para competir de tú a tú a los grandes de la liga.
Mañana, a las 19:00 en el C. U. M. Carlos Sastre se disputará este partido. Un encuentro en el que Morón tiene que empezar a remontar el vuelo, ya sea con victoria o derrota, para rencontrarse con la sonrisa.
Juan Luis Mármol

No hay comentarios: