domingo, 19 de febrero de 2017

En un partido igualadísimo, vibrante y para recordar el Real Madrid gana la La Copa del Rey a un gran Valencia Basket

La Copa del Rey es territorio exclusivo del Real Madrid en los últimos años. Los de Laso lograron su cuarto título consecutivo tras superar al Valencia Basket en un espectacular partido en el que el acierto anotador de los blancos les hizo volver a ganar el torneo del KO, (97-95). 
La igualdad presidió el arranque del choque, con un gran Anthony Randolph (10 puntos en el cuarto inicial) y un efectivo Llull liderando a los blancos, mientras que la réplica la ponía en los levantinos el acierto anotador de San Emeterio y Dubljevic. Pero los cambios dieron un impulso a los de Laso, y la entrada de Doncic y, sobre todo, Gustavo Ayón, dio las primeras ventajas a los defensores del título, que con un parcial de 8-0 se pusieron siete puntos arriba. 
Amenazaba el Real Madrid con coger ventajas de importancia, y fue Sastre el encargado de mantener a su equipo en el partido con cinco puntos seguidos mientras que en los blancos cada pieza que entraba hacía daño, desde Maciulis a Carroll. 
El Valencia sobrevivió cómo pudo en el segundo cuarto, incapaz de frenar el ataque de los madridistas. Con diferencias alrededor de la decena de puntos, fueron Rafa Martínez (con cinco puntos seguidos) y el rebote ofensivo (ocho en los primeros veinte minutos) los encargados de mantener en el partido a los de Pedro Martínez. 
Al descanso, la diferencia se quedó en solo dos puntos gracias al arreón final de los valencianos, que con seis puntos seguidos dejaron todo por decidir. 
Tras una primera mitad en la que los ataques se impusieron claramente sobre las defensas (47-45), algo cambió en el tercer cuarto. Ambos equipos apretaron atrás, y de esa nueva situación fue el conjunto blanco el que sacó ventaja. Cortocircuitó el ataque taronja y volvió a hacer un amago de distanciarse en el marcador, pero el acierto volvió a los valencianos, que se negaron a rendirse y volvieron a ponerse a un punto (65-64) gracias al acierto de Sastre y Oriola. 
El rebote ofensivo, de Valencia 
El rebote ofensivo volvió a ser clave para el Valencia, que empató el choque gracias a ello con un Thomas especialmente activo, y solo un triple de Llull en el último segundo del tercer cuarto dio ventaja a los blancos antes de entrar en los últimos diez minutos. 
Los triples siguieron siendo protagonistas, y uno de Doncic y otro de Carroll anularon el gran trabajo bajo los aros de los valencianos y pusieron la ventaja en seis puntos a solo seis minutos. 
El Madrid amenezaba constantemente con romper el partido, y a cada amago de irse en el marcador respondía el Valencia Basket con firmeza, sin arrugarse y apretando el marcador, aunque siempre por detrás. 
Y fue entonces cuando surgió la figura de Sergio Llull (MVP de la Copa). Un triple estratosférico en el último segundo de la posesión y un robo que acabó en bandeja puso la ventaja en siete puntos con poco más de dos minutos por disputarse. Y su recital aumentó con otro triple que dejó la diferencia en ocho. 
No se quiso rendir el Valencia, y dos canastas de Djulbjevic y San Emeterio pusieron a cuatro a los valencianos, pero el reloj jugaba en su contra y dos tiros libres de Llull sentenciaron la final, aunque un balón perdido por Randolph diera al conjunto taronja la bola para ganar. Solo quedaban 9 décimas y no hubo canasta milagrosa, el Madrid conquistaba su cuarto título copero consecutivo.
Ficha técnica: 
Real Madrid  97 (22+25+27+23): Llull (22), Rudy Fernández (2), Taylor (5), Reyes (1) y Randolph (20) -cinco inicial-, Ayón (18), Maciulis (3), Draper (-), Nocioni (-), Doncic (9), Carroll (14) y Hunter (3). 
Valencia Basket 95 (16+29+26+24): Van Rossom (6), Martínez (7), San Emeterio (17), Sikma (6) y Dubljevic (28) -quinteto titular-, Thomas (4), Vives (2), Diot (2), Sato (5), Oriola (6), Sastre (12) y Kravtsov (-). 
Árbitros: Juan Carlos García González, Antonio Conde y Benjamín Jiménez. Sin eliminados. 
Incidencias: Final de la Copa del Rey 2017 disputada en el Pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 14.982 espectadores. El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñigo Méndez de Vigo.
FUENTES: Texto de  Edu Casado (20minutos.es/deportes/) y fotos de ACB.COM