jueves, 23 de marzo de 2017

Antonio Gómez un abanderado y una institución del baloncesto onubense anuncia su retirada como jugador tras veinticinco años de entrega y pasión

**Hoy anuncia su retirada uno de los jugadores andaluces mas grandes de las últimas décadas, Antonio Gómez ha sido y es santo y seña del baloncesto onubense, posiblemente sea el jugador mas representativo de Huelva en los últimos tiempos, su paso por el baloncesto está siendo reconocido públicamente por todos los sitios y por muchas personas con las que ha convivido y compartido el basket y no es muy usual que todo el mundo hable bien de una persona como no paro de leer en las redes sociales de Antonio, ¡por  algo será!
No conozco personalmente a Antonio, si que conozco su trayectoria que en su carta de despedida nos la explica estupendamente y por eso no voy a ser repetitivo, lo he visto jugar en Córdoba (Pabellón Municipal de Vista Alegre) en varias ocasiones en LEB Oro, LEB Plata, LEB Bronce y en EBA (la última hace muy poco cuando el Telwi CB San Juan visitó al Yosiquesé cordobés, en el pasado mes de noviembre) y me ha parecido un jugador todo entrega y carácter, un jugador versátil y polivalente no exento de técnica y con buen tiro exterior y sobretodo un tío inteligente en la cancha haciendo buenas lecturas de las situaciones, un jugador disciplinado y poniendo lo mejor de si mismo al servicio de su equipo, una prolongación del entrenador en la cancha y en todo momento siendo un autentico líder galvanizador para sus compañeros. 
No me queda sino felicitar de forma pública desde Viveelbasket a Antonio Gómez por su gran trayectoria y por lo que ha aportado al baloncesto y desearle lo mejor esperando que siga ligado al basket desde otras facetas. Un abrazo**
1) Carta de despedida de Antonio Gómez (Jugador onubense del Telwi CB San Juan)
GRACIAS!!! Después de 25 años jugando a BALONCESTO ininterrumpidamente, he de decir adiós.
Nunca imaginé cuando en septiembre de 1991 yendo camino a la meca del baloncesto onubense (el mítico Andrés Estrada) a hacer unas pruebas para la cantera del entonces Monte Huelva, que hoy podría llegar a escribir esto. Todo empezó de forma casual, descartado para el fútbol y unido a mis ganas por practicar algún tipo de deporte, un medio día llegaba a casa mi padre con un anuncio del periódico con las mencionadas pruebas. Después de aquel día y tras un tiempo entrenando, me escogieron como último jugador para aquel equipo de infantiles. 
Mi primer partido oficial fue en Valverde del Camino en la tercera jornada, pueblo que con el paso de los años sería también clave en mi vida. Durante ese año empezaba a sentir que algo se apoderaba de mi, una sensación de amor tan maravillosa que nunca he dejado de sentir. 
Tras ese año, ese amor me hacía soñar despierto cada vez que entrenaba o jugaba, sobre todo, cada vez que iba al Estrada a ver cada dos sábados al primer equipo.
En mí había algo que me decía que un día vestiría la camiseta del equipo de mi ciudad y que la representaría por toda España. Pues bien, en Mayo de 1997 el club asciende a ACB, haciendo realidad el sueño de todos los amantes al BALONCESTO onubense y por supuesto el mío. Pero mi sueño no iba a ser solo ese, sino que me comunican que haría la pretemporada con el equipo ACB. No podía creerme lo que estaba viviendo; estar día a día disfrutando de esa experiencia fue algo único. 
Tras un tiempo entrenando me convocan para vestirme por primera vez con el primer equipo, fue en un amistoso contra el Real Madrid en Valverde del Camino, como no, otra vez este maravilloso pueblo se cruzaba en mi camino (casualidades de la vida). Algo más de un minuto en un amistoso contra Caja San Fernando fue lo más cerca que tuve la ACB, pero que siempre me quedará en el recuerdo.
Al año siguiente fue mi debut en LEB, y tras él pude disfrutar durante cuatro años más de esa categoría coincidiendo con los primeros años del palacio. Fueron unos años maravillosos en los que disfruté muchísimo, pero a la vez difíciles por diferentes circunstancias.
Tras esta etapa toca salir fuera, Cartagena fue mi destino, y aunque solo fueron unos meses, siempre los recordaré como muy especiales.
Después de acabar esta temporada, Huesca sería mi lugar de residencia. Más de 1000 km de distancia y un clima totalmente opuesto al nuestro, no iban a impedir que me sintiera como en casa. Fueron cuatro años increíbles, poder vestir la camiseta del Peñas más de 130 partidos fue algo muy bonito. Un club histórico, una ciudad que respira baloncesto, personas encantadoras y una afición espectacular hacían que mis años por aquellas tierras se definieran como muy felices.
Para finalizar mi etapa profesional, había algo que me faltaba, algo que siempre me hacía especial ilusión, y no era otra cosa que poder capitanear al equipo de mi tierra. Fueron dos años, LEB Bronce y LEB Plata, pero que los disfruté enormemente.
A veces la vida es justa y conmigo así lo fue. 
Aquí termina mi etapa profesional, o lo que es lo mismo, mi segunda etapa de jugador tras una primera como jugador de cantera. Todo hacía indicar que el baloncesto se acababa, pero no, mi amor a este deporte aún me daría más cosas. Un año más en Ciudad de Huelva en nacional, tres en CDB Enrique Benítez, uno en CB Palos y dos en CB San Juan engloban mi tercera y última etapa como jugador de baloncesto. 
Siempre dije que dejaría de jugar a baloncesto cuando perdiera la ilusión o cuando mi cuerpo me dijese basta, pues bien, la ilusión la tengo al mismo nivel que aquel niño que empezaba a botar la pelota en el año 1991, pero mi cuerpo ha dicho que se acabó. He vivido este último año con una sensación muy extraña, por un lado disfrutando de cada partido o entreno y pidiendo que no se acabara, y por otro lado, deseando acabar porque mi cuerpo no podía más.
Ahora termina una etapa en mi vida(dividida en tres) después de 25 años. Me gustaría dar las gracias al BALONCESTO por haberme dado tantas y tantas cosas todos estos años. Gracias BALONCESTO por haberme hecho sentir emociones únicas. Gracias BALONCESTO por darme a mis mejores amigos, gracias BALONCESTO por haberme dado la posibilidad de conocer tantos lugares, gracias BALONCESTO por haberme regalado tanto años a tu lado, gracias BALONCESTO por tener junto a tí un estilo de vida, gracias BALONCESTO por haberme regalado tanto valores individuales y colectivos, gracias BALONCESTO por haberme regalado tantas y tantas personas que forman mi vida, en definitiva, gracias BALONCESTO!!! 
Tenía pensado nombrar a muchas personas para darle las gracias, pero prefiero no hacerlo por si no consigo nombraros a todos, ya sabéis quiénes sois. Lo que sí quiero agradecer es de forma general a todos los sectores que han formado parte de mi vida deportiva. Gracias a todos los entrenadores y cuerpos técnicos que he tenido, desde el primero hasta el último, de una forma u otra me habéis ayudado a crecer. Gracias a cada uno de los jugadores con los que he compartido pista, de todos me llevo algo. Gracias a cada uno de los médicos y fisioterapeutas que me han tratado, os estaré eternamente agradecido. Gracias a mi único representante que tuve, me ayudaste mucho cuando más lo necesitaba. Gracias a todas las directivas con las que he compartido club, siempre apoyando a cada equipo con mucho sufrimiento. Gracias a la prensa, siempre me tratasteis increíblemente bien y gracias también a las críticas puntuales que tuve, me ayudaron a crecer. Gracias a cada una de las aficiones para las que vestí su camiseta, siempre me he sentido muy querido. Gracias a todas las federaciones y en especial a la onubense. Gracias al colectivo arbitral, he aprendido mucho de vosotros. Gracias a todos los clubes en los que he jugado por confiar en mí. Gracias Ciudad de Huelva, jugar para vosotros en varias etapas diferentes ha sido maravilloso, sin vuestra confianza quizás no hubiese podido jugar en ningún otro club. Gracias Colegio Montesori, un buen año el que viví. Gracias Colegio Maristas, dos años de un continuo aprendizaje. Gracias Cartagena, solo cinco meses pero muy buenos y sobre todo claves en mi etapa fuera de casa. Gracias CB Peñas Huesca (mi segunda casa), de los mejores años de mi vida los pasé con vosotros, me hiciste sentir emociones inolvidables, me regalaste amigos para toda la vida, me regalaste momentos inigualables, en definitiva, os llevaré en mi corazón toda mi vida. Gracias Club Baloncesto Enrique Benítez, me disteis la posibilidad de jugar tres años con vosotros y conseguir cosas importantes para el club. Gracias Club Baloncesto Palos, un año difícil en el que aprendí mucho y conocí amigos para siempre. 
Por último, gracias al Club Baloncesto San Juan por estos dos últimos años de mi carrera deportiva que me habéis regalado. Han sido dos años espectaculares, habéis confiado en mi (jugador y persona) desde el primer al último día, habéis conseguido que mis últimos años hayan sido muy felices, sobre todo, el mejor regalo que me habéis hecho, es poder compartir cada semana con el grupo tan especial de personas que forma parte del Centro Ocupacional Campiña-Andévalo. Gracias a todos mis AMIGOS, sean relacionados con el baloncesto o no, por el apoyo incondicional que siempre tuve. A mi familia, de una forma u otra siempre me habéis apoyado en todo.
Y para terminar, no me cabe otra que agradecer a las personas más especiales de mi vida. A mi hermana, siempre apoyándome en todo y siendo la hermana más generosa que se puede tener, te quiero. A mis padres, por enseñarme tantas y tantas cosas, por educarme tan bien como lo habéis hecho, por aportarme grandes valores a mi persona, por enseñarme a luchar cuando todo estaba perdido, por creer en mí de una forma absoluta, por acompañarme en cada paso que he dado desde mi primer día de vida, por ser mis referentes en todos los aspectos, por ser como sois, os adoro. 
Por último, quería agradecer a una persona maravillosa, una persona con la que comparto mi vida desde hace casi seis años, una persona que conocí gracias al BALONCESTO, una persona que desde que nos conocimos entendió mi pasión por este deporte y me animó desde el primer día hasta hoy. En definitiva, la casualidad más bonita de mi vida nacida en el lugar donde jugué mi primer partido, donde me vestí por primera vez con el primer equipo y que el destino quiso que me casara con ella en ese mismo lugar, Valverde del Camino, TQT. Para finalizar quería transmitir algo que he aprendido en todo este tiempo, el deporte es maravilloso, el BALONCESTO es único, merece ser cuidado y valorado, ser aprovechado en cada entrenamiento y cada partido como si fuese el último. Termina mi etapa como jugador, pero me voy con una sensación de haber dado todo lo que pude y de no quedarme nada guardado. Mi mente, mi corazón y mi cuerpo entregaron todo lo que tenía a este maravilloso deporte. Seguiré vinculado al BALONCESTO toda mi vida, seguro. Seguiré sintiendo grandes emociones, pero jamás volveré a sentir las emociones que he sentido como jugador.
TE QUIERO BALONCESTO!!!!
2) Así le responde su actual club el CB San Juan
EL BALONCESTO PIERDE AL CARISMA.
Si tuviésemos que definir a Antonio Gomez Pais su mejor calificativo sería aseverar que su gran carisma, lo define como jugador y como persona.
Su madera de liderazgo puro, lo define como el líder más carismático que el C.B. San Juan Club de Baloncesto ha tenido en estas dos últimas temporadas.
Poner en valor lo que Gómez ha significado para este Club, es una de las labores más justas y necesarias de esta directiva, pues con este grandísimo jugador, iniciamos nuestro periplo en EBA disputando dos temporadas donde nuestro Club ha estado en lo más alto de su historia baloncestística.
Haber tenido a un jugador como él en nuestras filas, no solo ha sido un autentico placer, sino que también ha sido un orgullo, pues hemos podido presumir, a la vez que disfrutar de uno de los jugadores más emblemáticos del baloncesto onubense.
A Antonio le debemos mucho, por lo que nos ha aportado dentro de las canchas, y también por lo que nos ha dado fuera de ellas. La experiencia y sabiduría a la hora de aconsejarnos en temas de gestión de vestuarios, ha hecho en infinidad de ocasiones, que la convivencia y desarrollo grupal en el vestuario fuese una tarea menos complicada y más llevadera para cuerpo técnico y directivos. Mediador en mil batallas y comunicador, no solo son características valiosas en su persona, sino que también han sido valorada por sus compañeros y sobre todo la gente joven a la que ha aconsejado e instruido.

Jugador temperamental y luchador, ha hecho, que tanto el Cycle C.B. San Juan, como el Telwi, se hayan caracterizado por ser un equipo con personalidad defensiva, fruto del carácter impuesto en mil partidos por País.

Desde este humilde Club, privilegiado por contar con él, le queremos dar las GRACIAS a la vez de DESEARLE LO MEJOR EN ESTA NUEVA ETAPA QUE COMIENZA... ESTA SIEMPRE SERÁ SU CASA.
Un fortísimo abrazo de esta directiva y de todo el grupo de jugadores y aficionados al baloncesto onubense y sanjuanero.
TODAS LAS FOTOS HAN SIDO EXTRAÍDAS DEL FACEBOOK DE ANTONIO GÓMEZ

No hay comentarios: