martes, 21 de marzo de 2017

Así fue la jornada para los equipos cordobeses de Primera Nacional masculina

El derbi provincial de esta semana disputado entre el CV Carmen  y el Claritas Iulia de Espejo cayó del lado del equipo que entrena Edu Pérez que demostró su autoridad imponiéndose por un claro (68-46). Se esperaba mas igualdad en ese partido dado que los espejeños que entrena José María López se jugaban muchas de sus aspiraciones de conseguir la permanencia y porque además a pesar de sus últimas derrotas se estaban mostrando como un equipo bastante competitivo, pero los carmelitas no querían defraudar a su hinchada e hicieron valer el factor cancha con una defensa muy intensa los cuarenta minutos que no dejó demasiada fluidez al ataque del equipo visitante. 
Con este resultado el equipo del Carmen prácticamente ata la permanencia y no les queda otra al Clarita Iulia de Espejo que hacer un último y gran sobreesfuerzo para poder salir de la quema, la primera oportunidad que se les presenta será el domingo en Vista Alegre en el derbi provincial ante el Bball.
El Smurfit Kappa Bball lo intentó pero no pudo batir al Retuc CB Martos que se mostró, solido y compacto y con muchas mas rotaciones, ya que los cordobeses sólo disponían de siete jugadores séniors, impuso su poderío venciendo por (58-67). Los marteños con una zona 3-2 controlaron el tiro exterior de los cordobeses, dominaron el rebote y tuvieron mejor control del ritmo de juego. Las opciones del equipo de José Antonio Santaella de acabar en las cuatro primeras posiciones son ya muy complicadas y remotas, pero no les queda otra que trabajar con uñas y dientes en las jornadas que les quedan y mirar de reojo a sus predecesores, pero no nos engañemos demasiado porque la empresa está complicada y difícil. Como dice Simeone ir partido a partido y esperar, pero para eso lo primero debe ser intentar ganar el derbi del próximo domingo a un Espejo que llegará necesitado y ansioso por un triunfo que les vendría de perlas.
Grandioso partido del Galletino´s Montilla en Vélez ante uno de los equipos favoritos para ascender a EBA, los de Alex López perdieron por (66-64) pero tuvieron los cuarenta minutos al equipo de Javier Florido contra las cuerdas. Buen primer periodo de los montillanos que dominaban el marcador gracias a un buen juego colectivo (13-17), máxima diferencia al inicio del 2° periodo (13-22 min 13). Tras tiempo muerto local, los veleños suben líneas y con una defensa muy agresiva van consiguiendo canastas fáciles. Sin aprovechar los muchos tiros libres concedidos, los malagueños remontaron poco a poco hasta ponerse por delante (32-29 descanso). El tercer periodo fue de máxima intensidad y buenas acciones por parte de ambos equipos (22-23, en el parcial para 54-52). 
Con todo por decidir, los locales golpean primero (62-56 min 35). Tras tiempo muerto montillano, la defensa es efectiva y se corta la anotación veleña. Desde el tiro libre se consigue recortar distancia, pese a fallar hasta 7 en este último periodo (62-61, min 39). Los montillanos disfrutaron de varios ataques para darle la vuelta al marcador, pero no sacaron nada positivo y son los locales, con la dirección de de Germi Cabrita (que llevó en todo momento la manija del partido) y los puntos de Hernandez y López, los que si lograron mover el marcador. Un triple final de los vinícolas ajustaba el partido, pero ya no hubo tiempo de conseguir la gesta de ganar en Vélez.
Por último en el grupo A el CP Peñarroya ofreció su peor cara y cayó de forma holgada en su desplazamiento a Gines por (92-61). Un primer periodo con los de Javier Ariza totalmente desordenados marcó el devenir de un choque dominado a placer por el conjunto ginense que por otra parte recupera credibilidad tras varias semanas de resultados adversos, (29-9). Algo más nivelado en cuanto a juego estuvo el siguiente cuarto  aunque los locales, con una inusual efectividad desde los 6,75 metros (hasta 14 triples anotaron durante el encuentro), no solo mantenían su ventaja, sino que era ampliada al llegar al descanso, (51-27). Nada cambió tras la pausa, definitivamente no era el día del conjunto peñarriblense, las perdidas eran constantes y los locales disfrutaban de una tarde más que placida para levantar su autoestima, llegando al último periodo con un marcador irreversible, (68-36). Durante los últimos minutos, los de Ariza mejor estructurados dentro de la pista trataron de adecentar el electrónico aunque Gines, nuevamente a base de triples, no permitió concesiones. Mal partido del Peñarroya, el peor de la temporada sin duda y que obliga a los de Ariza a un plus de mejora en su juego para afrontar la recta final de este campeonato.

No hay comentarios: