viernes, 21 de abril de 2017

Aceitunas Fragata Morón despedirá la liga con un duelo de alto voltaje

En un suspiro se ha pasado la temporada regular de la LEB Plata 2016/17. Parece que fue ayer cuando comenzaba el segundo año del equipo en la competición y ya hemos alcanzado el que será el último encuentro de esta campaña, con la clasificación para los play-off certificada. No obstante, la emoción estará presente hasta el final, porque aunque Aceitunas Fragata Morón ya ha cerrado ese objetivo, todavía resta por certificar el puesto y, con él, el rival para el primer cruce de play-off. Por si fuera poco, visita el Pabellón Alameda Kia Sakimovil Basket Navarra, que depende de sí mismo para clasificarse. Necesita ganar el partido, porque aunque una derrota en Morón y una de Alcázar les vale para cerrar la novena plaza, la especulación no es una buena consejera y es mala para el deporte.
Así que lo que se espera es una jornada de infarto, la mejor forma posible de cerrar una competición que ha estado marcada por la igualdad extrema. Va a ser un duelo muy interesante. Navarra viene de perder su último partido ante Zamora, donde no brillaron excesivamente los jugadores de más talento de la plantilla. Por ejemplo, el puntal ofensivo de este equipo, Iñaki Narros (una media de 17 puntos por partido, con un acierto cercano al 50% para acumular nada menos que 458 puntos) apenas pudo sumar 6 en el último encuentro. Igual que el ala-pívot Maximiliam Hopfgartner, con 5 puntos, alejado de esa media de 11.4 por partido. Todo lo contrario a semanas anteriores, donde a pesar del resultado, el equipo dirigido por Joaquín Prado podía confiar en la capacidad anotadora de sus puntales.
Quizá por ahí esté la clave del partido para que Aceitunas Fragata Morón pueda cerrar la temporada regular con una derrota, aunque es cierto que los de Rafa Rufián volverán a tener la plantilla muy mermada. Las bajas de Chagoyen y Alejandro Rodríguez en el partido contra Tarragona, con un banquillo mucho más amplio, se notaron demasiado. En esta ocasión, ambos rivales están parejos en el reparto de minutos y se verá un partido más igualado, por lo que solo las genialidades podrán ser el factor diferencial en este partido. Pero claro, también hay que tener en cuenta todo lo que se juega Navarra, por lo que no importan las rachas o los estados de forma: cuando la necesidad es acuciante, lo demás es accesorio.
El encuentro, como toda la jornada, será a las 20:00 horas. El Pabellón Alameda será el escenario ideal para concluir nuestra segunda temporada en la LEB Plata.
Juan Luis Mármol

No hay comentarios: