domingo, 23 de abril de 2017

El Enrique Soler vence a Yosíquesé en un partidazo de fusión equipo y público

El Ciudad Autónoma de Melilla Enrique Soler recibía al Yosíquesé de Córdoba y se veían obligados a ganar de más de 2 puntos para poder disputar la final de la Liga EBA y, a su vez, certificar presencia en la Fase de Ascenso a LEB Plata que tendrá lugar el fin de semana del 19 al 21 de mayo.
Tras una intensa semana de trabajo dentro y fuera de pista, el club hizo llamada a su afición por redes sociales para empezar a llenar las gradas a las 18:30 horas, y así respondió la #MareaNaranja que acudía a la cita con las ganas e ilusión de empujar a su equipo. Y es que eso de “la unión hace la fuerza” no es sólo un dicho.
Pero hablemos del partido: Tras el salto inicial los cordobeses lograban hacerse con el balón y enchufar un triple para dejar claro a qué habían venido. Pero la rápida respuesta colegial de mano de “Mr. Winchester” Graessle igualaba el encuentro. La igualdad sería tan presencial como en los tres partidos anteriores disputados entre ambos equipos, llegando al meridiano de este cuarto con un triple de Philipp Holm (el segundo del base) que ponía al C.A.M. dominando con un 11 a 9. Los 5 minutos restantes de cuarto transcurrieron de idéntica forma, destacando cierta precipitación de los locales que les llevaban a errores en la selección de tiro, cerrándose el cuarto 17 a 19. 
Se retomaba el encuentro con canasta inicial de Cam Anderson para igualar el partido. Los de Sanz seguían enchufados y, tras errores ofensivos locales hacían un 0 a 4 para subir el 19 a 23. Pero los colegiales lograban nuevamente igualar el choque de manos de Anderson con 4 puntos seguidos y 7:46 para el descanso.
La igualdad seguía siendo máxima protagonista con intercambios de canastas hasta que el Pezzi comenzó a rugir gracias a una gran asistencia de Miguel Muriana a Joe Graessle a falta de 5:35. “Muri” se sumaba al ataque con una poderosa entrada a canasta y un triplazo de Joe que obligaban a Sanz a solicitar tiempo muerto a falta de 4:13 para el descanso y un 31 a 26 en el luminoso. Y fue efectivo el minuto del conjunto cordobés. Lograban volver al partido y aprovechar dos acciones de 2+1 para cerrar el cuarto 33 a 36. 
Y la cantera inundó la cancha:
Durante el descanso los protagonistas, nuestra razón de ser, saltaron a pista. Se les reconocía así el gran trabajo que están haciendo entrenadores y jugadores del club colegial día tras día. Gran parte de nuestra cantera desfilaba por el Pezzi iniciándolo por un precioso túnel dibujado por nuestras guapísimas animadoras. El público reconocía la gran labor y el esfuerzo que hacen nuestros chicos y chicas, lo que se convirtió en un momento emotivo que finalizaba con una gran foto final junto a los jugadores del primer equipo. 
Tras este momento, las gradas volvían a colorearse por la #MareaNaranja que forma la familia del C.A.M. Enrique Soler.
Los de Nieto querían dedicar este partido a su afición, y la afición quería empujar como nunca lo había hecho. Y así arrancaba la segunda parte con un Enrique Soler muy metido en el partido que abría el marcador con un 2+1 de Muriana para igualar el marcador a 36. El C.A.M. se encomendaba a esa defensa que hace rugir al Pezzi y lograba recuperar balón para enchufar otro triplazo del “botija de Uruguay” Holm. Sanz se temía lo peor y decidió frenar el choque con un tiempo muerto. Pero Nieto pedía sacrificio a los suyos y la grada ayudaba defendiendo cada balón, lo que provocó un parcial de 13 a 0 en algo más de 4 minutos de manos de Muriana, Holm, Joe que sumaron de 3 en tres Y Diop y Javi González que lo hacían de 2.
Pero Córdoba supo frenar el tsunami naranja provocando sequía anotadora durante casi 3 minutos hasta que ellos mismos anotaron su primera canasta a tres minutos del final de este tercer cuarto.
Los colegiales seguían defendiendo como sólo ellos saben, cerrando el cuarto con un 51 a 41 producto de canastas de Javi González (4 puntos) y Joe Graessle que anotaba desde la línea de tiros libres. 
Llegaba el definitivo cuarto, el que daría el pase a uno de los dos equipos a la final de la liga EBA y a su vez los metería en la Fase de Ascenso a LEB Plata.
El C.A.M. con una renta de +8 debido a los dos puntos perdidos en el partido de ida, salía a por el partido con una marcha más y una afición que seguía empujando. Y así subirían al marcador un 8 a 0 iniciado por un triple de Joe y 4 puntos consecutivos de Javi González que obligaban a Sanz a pedir minuto a falta de 7:24 para el final y con un 58 a 41 para los naranjas.
Pero las defensas se imponían a los ataques y nadie conseguía anotar hasta que, un minuto después del parón táctico de Sanz, sus hombres lograban encestar un triple. Los melillenses volvían a perder balón y Javi Nieto solicitaba tiempo muerto para dar indicaciones a falta de 6:13.
Córdoba anotaba dos puntos tras volver a cancha, pero un colosal José Martínez anotaría 5 puntos llenos de rabia, dos bajo el aro y un triplazo que levantaba al Pezzi a falta de 3:20 y un importante 63 a 48.
Córdoba seguía luchando por la gesta pero la defensa colegial era demasiado intensa y mantendría la diferencia hasta el final del encuentro que concluiría 70 a 56 con canastas anotadas por Joe (un triple y 1 tiro libre por falta técnica sobre Holm) y Dani Terrón que enchufaba un triplazo más cerca del medio campo que de la línea de 6,75 que ponía a la afición a mil por hora. 
Ficha técnica:
C.A.M. Enrique Soler (70): Cam Anderson (9), Philipp Holm (9), Miguel Muriana (5), Mouhamadou Diop (4), Dani Terrón (3), José Martínez (5), Joe Graessle (23) y Javi González (12). También jugó Álvaro García.
Yosíquesé (56): Juan José López (3), Ángel Vázquez (11), Arturo López (5), Adolfo Vega (4), José Manuel Gutiérrez (14), Francisco Sánchez (2), Carlos García (1), Ángel González (3) y Rod Gonçalves (13). 
El MVP del partido fue para el jugador local Joe Graessle que anotaba 23 puntos (3 de 5 en tiros de 2, en triples 5 de 11 y 2 de 3 en tiros libres). Además recogió 5 rebotes defensivos, ofreció 2 asistencias y recuperó un balón para marcharse a los 20 créditos de valoración personal.

No hay comentarios: