sábado, 20 de mayo de 2017

Aceitunas Fragata Morón tiene la final en su mano

Pocos imaginábamos hace unos meses que la temporada del Aceitunas Fragata Morón se iba a extender tanto. En el partido de mañana, el equipo de Rafa Rufián tiene la oportunidad de alargarlo al menos tres encuentros más, clasificándose para la final de la fase de ascenso a LEB Oro. El mayor logro deportivo de la entidad (aunque, en realidad, cada partido desde Cambados está siendo el mayor logro deportivo a la espera de la siguiente gesta) y la cristalización de un sueño que parece cada vez más realizable.
Enfrente estará el rival, Comercial ULSA Valladolid, que no quiere despegarse de esta temporada tampoco. Durante la primera parte del partido del viernes demostraron que no han venido a dar paseos por la Alameda, sino a pelear cada encuentro con todas las armas que se le presenten. Liderados por el MVP de la liga, Sergio de la Fuente, los de Paco García se convertirán en un rival más peligroso que nunca, ya que una derrota en el Pabellón Alameda acabaría con todas las opciones vallisoletanas. Quieren regresar al Pisuerga, forzando el quinto partido.
Pero Aceitunas Fragata Morón no va a bajar los brazos. Si bien es cierto que al equipo le costó bastante entrar en el partido en el último choque, los jugadores dieron muestras de poder hacer frente a cualquier adversidad. Es una de las nuevas y más importantes mejoras que ha experimentado el equipo en los últimos meses: nunca rendirse, nunca ceder. Ahora más que nunca los jugadores deben mostrar la garra y el carácter, la calidad y el oficio que les han llevado hasta aquí. 
El partido será un encuentro duro, a cara de perro, en el que la batalla por el rebote va a ser clave, así como la capacidad de los jugones de poder abrir el cerrojo de las defensas. Puede pasar cualquier cosa, pero lo cierto es que, sea cual sea el resultado, el Pabellón Alameda tiene ganas de vibrar con el baloncesto de los suyos una vez más.
El partido se disputará a las 17:45 del domingo 21 de mayo, en el Pabellón Alameda.
Juan Luis Mármol 

No hay comentarios: