jueves, 8 de junio de 2017

"El juego desde el bote", magnífica e interesante ponencia de Diego Ocampo en los "Miércoles...pizarra" de la FAB-Córdoba

La segunda ponencia de la tarde-noche de ayer en el Segundo Clinic "Los miércoles ....pizarra" que ha organizado la FAB-Córdoba, tuvo como ponente a Diego Ocampo (entrenador del Joventut de Badalona) y versó sobre "El juego desde el bote". El técnico orensano deleitó a todos los presentes y dejó patente sus dotes como entrenador y comunicador.  
Fue muy curiosa la forma como Diego Ocampo comenzó su charla, repartiendo a todos los asistentes un articulo de El Confidencial, (El jefe de RRHH de Google es tajante: "El expediente académico no sirve para nada". La compañía estadounidense era famosa por pedir a todos sus candidatos un brillante expediente académico y una puntuación elevada en determinadas pruebas. Pero los tiempos han cambiado y ya se ponen en duda los tradicionales procesos de selección.
Diego agrupó a los asistentes en grupos de diez en las gradas y pidió que leyesen el citado texto y que hicieran algunas reflexiones sobre el mismo. salieron variadas ideas como la desconexión entre lo que se enseña y la realidad del juego, la importancia del conocimiento del juego a través del descubrimiento, la valoración del jugador a través de su comportamiento en el juego, la valoración de como los jugadores resuelven los problemas que se le plantean y la importancia del liderazgo, entre otras.  
Con la idea soslayada de los aprendizajes previos como punto de partida y la adecuación y adaptación del entrenador a las características de los jugadores de la plantilla que tenga en sus manos, en su ponencia utilizó como herramientas fundamentales un montaje en vídeo con múltiples acciones de jugadas sobre el bote, y diferentes ejercicios en pista, para que los que contó en esta ocasión con la ayuda del equipo cadete de Maristas.
Comenzó diciendo que sus objetivos fundamentales como entrenador y en especial en la formación son la mejora individual como persona y como jugador. Hizo hincapié que en la actualidad faltan vivencias e interés por las cosas. 
Indicó que las necesidades que exige el juego, están haciendo cambiar un poco la tradicional manera de trabajar los conceptos básicos del ABC del baloncesto que no es otro que tirar, pasar y botar. La preparación física del jugador ha crecido enormemente, las defensas son muy intensas y agresivas y en respuesta a ello los jugadores deben de pensar y actuar mas rápido para ganar espacio, velocidad y tiempo en sus acciones.
En todo momento Diego mostró una pasión desbordante en lo que quería transmitir y contagió con su ilusión tanto a los chavales que hacían de "sparrings" como a los entrenadores presentes. A él en su trabajo diario no le condicionan las capacidades de los jugadores porque lo verdaderamente importante es sacar el máximo de cada jugador sea de la categoría que sea. Comentó que él tras ser cesado en Estudiantes estuvo entrenando cuatro meses a un equipo infantil masculino en Dos Hermanas y lógicamente tuvo que "cambiar el chip", pero intentó buscar el progreso de cada jugador que tenía en sus manos.
Insistió mucho en que cuando se está botando, si dejas de botar y pasas el balón pierdes una ventaja preciosa y por ello el pase con una mano desde el bote, es un aspecto fundamental del juego para generar dichas ventajas.
Es muy importante enseñar al jugador a dominar los aspectos básicos sobre los que se construye el juego, mejorando y creciendo a partir de los errores, pero siempre teniendo en cuenta al jugador, "Los jugadores son los que inventan el baloncesto"
El balón en ataque en una mano y fuera del cuerpo (las líneas de pase se abren mas), que no estorbe, botar fuerte, alejar el balón del cuerpo y no mirarlo viendo el campo y las reacciones defensivas. Los desplazamientos con el bote se pueden combinar (lateralmente, cambiando la velocidad, etc).
Comentó que la Técnica Individual depende de tres factores: 1) De las características de nuestros jugadores, 2) De las características del rival y 3) Del contexto.
Los ejercicios en pista lógicamente no podían faltar y planteó de inicio un ejercicio de 2c2 encaminado a que los jugadores desde el bote comprendieran mejor la esencia del juego, tuvieran claro el orden en la toma de decisiones, 1) Mirar, 2) Tirar, 3) Pasar y 4) Botar, aunque en función de la reacción defensiva el jugador debe saber tomar la decisión mas adecuada.
En este ejercicio el jugador atacante nº1 pasaba el balón a un lado y cortaba al lado contrario, el defensor del jugador nº2 le dejaba ir botando a línea de fondo acompañándolo en su trayectoria y allí llegaba la ayuda del defensor nº2, el jugador nº1 debía pasar el balón en el lado contrario al jugador nº1 y los defensores debían recuperar a sus hombres.
Pero por encima del ejercicio en sí lo verdaderamente importante eran las condiciones que Diego Ocampo iba poco a poco introduciendo para llevarlo a cabo. Desde la señal con palmada para su inicio (podría ser otra cualquiera, pero obligaba a la atención permanente de los jugadores atacantes y defensores para no despistarse), a otras normas (obligación de pasar con una mano desde el bote, etc).
A continuación realizó con los chavales un ejercicio de 3 contra tres, con unas normas muy "sui generis", mediante una pequeña competición que ganaba el equipo que consiguiera cinco buenas defensas. Ejercicios siempre defendiendo y atacando a la vez, trabajando el pase desde el bote, etc.
Insistió en que el entrenador debe dar ejemplo y entrenar mas que todos los los jugadores, llegar el primero e irse el último y que si un jugador llega cinco minutos antes cada día se deben aprovechar trabajando con él sea el mejor o el peor, cinco minutos a lo largo de un año son muchos (dijo que ellos han hecho 250 entrenamientos, si multiplicamos por 5 las cuentas salen claras).Que el entrenador tiene que poner buena y mala cara (no ser un adefesio, pero que el jugador capte cuando estamos contentos y cuando no).
También realizó un ejercicio de 4c4 continuo, pero con máxima velocidad e intensidad, se ponen unas normas de defensa y ataque en función de lo que queremos trabajar y si no se cumplen cambio inmediato de atacantes y defensores, de esa forma los jugadores terminan por ponerse las pilas. En este ejercicio introdujo un poquito la realización de bloqueos directos y explicó un detalle interesante tras salir del mismo con bote (de ponerse delante y dar la espalda al defensor en el que es un verdadero artista Spanoulis mítico jugador de Oyimpiakos.
La clave de todo es la constancia, el método, trabajando el juego en situaciones reales, que el jugador disfrute pero que tenga que pensar y decidir. Como colofón a los ejercicios puso especial énfasis en que si se ataca bien, tienes un buen balance defensivo y ese debe ser nuestro principal objetivo.
Terminó la charla que duró mas de dos horas, recreándonos a todos con diferentes vídeos de técnica individual, poniendo como ejemplo de pasador con una mano, por la espalda y pases para alley-oop ilustrándolo con muchas jugadas a Stephen Curry (valorando enormemente su capacidad de pasador tras bote, además de su conocida capacidad anotadora).
Indudablemente Diego Ocampo dió muchos mas detalles de los que yo haya podido reflejar en este resumen, no tuve tiempo de anotar todo lo que hubiera querido, pero lo que es indudable es que dejó un muy buen sabor de boca, no dejó indiferente a nadie y sorprendió muy agradablemente a todos los asistentes al Clinic, además de por sus conocimientos, por su cercanía, su sencillez y su humildad. ¡Felicidades!

No hay comentarios: