sábado, 17 de junio de 2017

Un gran Valencia Basket logra por primera vez en su historia la Liga ACB

** ¡Histórico! Valencia Basket entierra los fantasmas del pasado para vencer al Real Madrid (87-76) y proclamarse campeón de la Liga Endesa por primera vez en su historia**
 **Son historia, son leyenda... son lo que quieran ser porque son ¡campeones de la Liga Endesa! Los jugadores del Valencia Basket superaron al Real Madrid en un cuarto encuentro decidido con un brutal parcial 29-11 que decidió el encuentro antes del descanso**
"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva"José Saramago escribió hace años el epílogo perfecto a la historia de la Liga Endesa 2016-17. El genial novelista portugués, tenía razón cuando definía lo efímero de la gloria ya la tristeza… Valencia Basket y Real Madrid la ejemplificaron con dos fotos: la del nuevo campeón y la del triunfador caído. 
Decía Eleanor Roosevelt que el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. En la temporada del 30 aniversario, la entidad valenciana fue fiel a esta máxima y rescribió la historia de un curso que hace unas semanas parecía abocado a la eterna decepción pero que duerme esta noche abrazado al sueño que comenzó en 1996 tras su segundo ascenso a una Liga Endesa que hoy conquistó.
Lo hizo quizá en el momento más inesperado en tanto en cuanto el rival era el más temible e inabordable de los que podía tener y el reciente pasado golpeaba el ánimo de los jugadores valencianos. El Real Madrid perseguía en este Playoff Final un histórico triplete de Copa del Rey y Liga Endesa, pero encalló porque fue incapaz de competir emocionalmente con un equipo que se convirtió en un virtuoso de la decepción para acabar siendo ganador.
Inferior en presupuesto y profundidad de plantilla, la fortaleza de Valencia Basket estuvo en aquello que no se compra o se cuantifica: el corazón. Ese músculo que hace fuerza cuando el resto del cuerpo decae en ánimo y energía, y que se impone cuando todo parece perdido menos la fe.
La misma que se cuestionó una noche de febrero en Vitoria, la que fue minándose con los golpes en forma de lesiones y se resquebrajó en abril en el mismo lugar donde hoy las lágrimas no son de pena sino de alegría. Dos veces cayó, dos veces se levantó.
Dicen que la derrota solo es útil si deja lecciones aprendidas y este Valencia Basket se acostumbró a la derrota sin perder la esperanza por ganar. En Vitoria aprendió a ser ambicioso para, meses después, entender que soñar se puede, pero con los ojos abiertos y sin confiar en lo que no se tiene. No hay nada más deseado que lo que se perdió, no hay nada más hermoso que lo que nunca se tuvo. Valencia hoy duerme en su sueño más hermoso.
Primer tiempo de lujo y no temblar ante la reacción del rival 
Los de Pedro Martínez tumbaron al campeón desde un espectacular segundo cuarto en el que un 24-3 de parcial dejó al borde del colapso al Madrid. Los de Pablo Laso apretaron al final del tercer cuarto y a cuatro minutos del final llegaron a ponerse a seis puntos (75-69).
No tembló el Valencia pese a ver reducida la renta que llegó a ser de 23 puntos para levantar el título en su segunda final liguera tras la de 2003.
Valencia Basket  hizo historia ante el gran dominador del baloncesto nacional con la tercera victoria seguida ante el Madrid en esta serie final. La diferencia en el rebote y ese golpe en la mesa antes del descanso marcaron la decisiva victoria de un Valencia que pudo desquitarse de las finales perdidas este año en Copa del Rey y Eurocup.  Dubljevic fue elegido MVP. Sato tiró del carro en el momento delicado y Sastre lideró con 19 puntos el acierto coral de los valencianos.
No tardó en quedar palpable sobre el parqué el dispar momento de ambos equipo. En el día clave, el Madrid no era el que arrasó por Europa durante la temporada y el Valencia sí mostraba el hambre y la calidad de un aspirante entonado. Con todo, los de Laso se marcharon por delante tras el primer cuarto (19-20) gracias a Reyes, ante un Randolph superado en las rotaciones incluso por Nocioni, y Ayón.
En cambio, en los locales Sastre sorprendía con nueve puntos. En el Valencia, el choque fue una prolongación del tercer partido. Un estado de gracia en cada camiseta. Dubljevic generó espacios y sólo la falta de acierto impidió a los “taronja” mandar tras 10 minutos.  Sin embargo, con los cambios, el Madrid hizo aguas, mientras que Sato, Vives y Oriola provocaron el trance de La Fonteta.
La defensa local no dejó enchufarse a ningún rival y la diferencia en el rebote (21-9, al descanso) permitió ametrallar el aro blanco a un Valencia lanzado. Hasta 24-3 llegó el parcial “taronja”, con acierto total, mientras Laso aceleraba el regreso de titulares a la cancha. Ni Llull ni Ayón lograron cortar la sangría, ni la defensa blanca acertó a reaccionar (48-31).
Sobrepasado el campeón, la épica no le funcionó. Necesitaba meterse en el partido a marchas forzadas, pero no especuló el Valencia. Los de Pedro Martínez volvieron a contar con un inspirado Sastre en la reanudación (55-33). El Madrid estuvo en el intercambio de golpes, sacó provecho de una zona de 3 y 2, y un parcial de 0-9 en al final del tercer cuarto le dio la opción de defender el trono en los últimos 10 minutos.
Laso se la jugó con Ayón, Llull —terminó con 23 puntos—, Carroll y Nocioni. El argentino, en su despedida profesional, y el artillero estadounidense elevaron la apuesta del aspirante (75-69).
La valentía de Sato y los incontables rebotes, con MVP Dubljevic y Oriola, impidieron el regreso de la serie a Madrid. Los de Laso hincaron rodilla, un Madrid sin continuidad desde el varapalo de la Euroliga, y los de Pedro Martínez escribieron su página en la historia del baloncesto español. 
Dubljevic elegido MVP del Play-Off Final de la Liga Endesa
El pívot del Valencia Basket ha sido escogido MVP Movistar del Playoff Final de la Liga Endesa que ha enfrentado a su equipo con el Real Madrid. Bojan Dubljevic se convierte en el tercer jugador balcánico que logra este galardón, tras Dejan Bodiroga y Erazem Lorbek.
Bojan Dubljevic se formó en las categorías inferiores del Ibon Niksic de Montenegro, jugando también en el Buducnost de su país natal. En verano de 2012, con solo 20 años, fichaba por el Valencia Basket.
Su momento: Esta temporada, al finalizar la Liga Regular, el pívot montenegrino sería escogido para formar parte del Mejor Quinteto de la Liga Endesa junto a Sergio Llull, Adam Hanga, Edwin Jackson y Giorgi Shermadini.
El dato: El pívot ha sido escogido MVP Movistar del Playoff Final de Liga Endesa meses después de su gran actuación en la Copa del Rey. En el torneo de Vitoria firmó una media de 21 puntos, 6,3 rebotes y 25,3 de valoración.
Sus topes: Su máxima anotación en Liga Endesa la conseguía en su primera temporada, en un partido de Liga Regular ante Bilbao Basket en el que firmaba 32 puntos con un increíble 8 de 8 en tiros de dos puntos y 13 de 13 en tiros libres, además de un triple. Su tope en valoración son los 38 puntos logrados este mismo año en un partido en casa ante el Rio Natura Monbus Obradoiro. 
FUENTES: Texto (acb.com, Álvaro Paricio y www.20minutos.es, EP) y Fotos (ACB Photo)

No hay comentarios: