lunes, 14 de mayo de 2018

Mi primer entrenador cometió un grave error, ¿pero hay que lincharlo?

De todos es conocido el vídeo que circula por las redes sociales y que se ha emitido también por algunas cadenas de Televisión y diferentes medios digitales del partido que se jugó en la Linea de la Concepción del Campeonato Infantil Femenino de Andalucía entre la SD Candray de San Fernando y el CD Cervantes de Córdoba. 
En dicho vídeo se puede ver como en el minuto uno del segundo cuarto el entrenador cordobés perdió los papeles y tuvo una conducta totalmente inapropiada con reiteradas protestas a la actuación arbitral, siendo expulsado del partido al serle pitada la segunda técnica.
Como segundo entrenador del club cordobés estuve en el banquillo y fui testigo de todo lo ocurrido, indudablemente las imágenes están ahí y no puedo justificar lo que pasó, lamento profundamente lo sucedido y estoy seguro que también se ha arrepentido de los hechos nuestro primer entrenador.
A mi me pilló atendiendo a una jugadora desconsolada que había sido expulsada por cinco faltas en el primer  cuarto y que se había hecho sangre en un dedo, cuando me di la vuelta ya nuestro entrenador había atravesado el campo y reiteraba sus protestas preferentemente al árbitro principal. Me dio coraje no haberlo podido sujetar a tiempo.
Vaya por delante que soy íntimo amigo suyo, es una gran persona y entrenador, lo conozco desde hace desde hace unos treinta años, hemos sido compañeros de club muchos años, tiene un curriculum como entrenador intachable, lleva con ese grupo de niñas tres años, las niñas lo quieren y adoran al máximo, así como sus padres y madres. Yo como sabéis los seguidores del blog ya me había retirado de las canchas y él por nuestra amistad fue el que me convenció para que le echara una mano, entrenando de forma específica con las niñas un día a la semana, accediendo posteriormente a que me hiciera ficha de segundo entrenador.
Es un entrenador que vive los partidos a tope, un auténtico apasionado del baloncesto, es cierto que gesticula y da voces pero todo se queda ahí, protesta como todos habremos hecho alguna vez que otra a los árbitros (el que esté libre de ello que tire la primera piedra), pero nunca le había visto hacer nada parecido a lo que sucedió en el partido en cuestión. Fue una acción puntual muy negativa y que jamás se debería haber dado, pero tristemente sucedió. Las imágenes denotan una extrema gravedad aparentemente de protestas e insultos, pero si se lee el acta emitida por los árbitros no es tanto como aparentemente parece (reitera mucho las mismas frases). 
A mi no me gustó que vi, ¿pero hay alguien que no se haya equivocado alguna vez?, he observado que se le está dando cera a diestro y siniestro por las redes sociales e incluso en algunos momentos poniendo cosas que realmente no sucedieron, el no tiró la silla a nadie sino contra el suelo y no agredió a nadie, lo que pasó es lo que se ve en el vídeo que vuelvo a decir no estuvo bien, pero que no añadan cosas que no hizo y que tampoco lo linchemos y hostiguemos de forma desmesurada. El también tiene una familia que sin duda lo está pasando mal y tiene una buena trayectoria de mas de treinta años en el baloncesto en el que ha formado a muchas generaciones de jugadores y jugadoras, no nos quedemos únicamente con esta última y desafortunada actuación, actuación que no aplaudo y que entiendo que un entrenador no puede tener en un banquillo, pero por favor no nos quedemos solamente en ella, hay otras muchas cosas buenas que ha hecho y hace a diario, un entrenador que se ha desvivido por esas niñas (sus enanas como él las llama), al que entrenar al equipo le cuesta el dinero y que también lo estará pasando mal y que estoy seguro que si pudiera dar marcha atrás lo haría.
No sabéis lo duro que fue para mí seguir dirigiendo el partido, durante el segundo cuarto las niñas jugaban y lloraban a la vez. Traté de darles serenidad y calmarlas en el descanso y en el segundo tiempo estuvieron con un poco de mayor entereza, el resultado ya daba igual, lo que era una fiesta por disputar unos cuartos de final del Campeonato de Andalucía se convirtió en una auténtica pesadilla para todos nosotros y también para los padres/madres que nos acompañaban. Lo siento por todos incluidos los rivales, los árbitros y el público asistente.
Termino diciendo que mi primer entrenador es mi amigo del alma y me duele decir que su conducta no fue la adecuada, pero por favor no lo linchemos de antemano, no hagamos leña del árbol caído, es cierto que ha tenido una conducta intolerable, pero no ha matado ni agredido a nadie, todos podemos equivocarnos en algún momento de nuestra vida y no por eso nos tienen que crucificar,  a veces ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. 

9 comentarios:

Antonio Bancalero dijo...

Buenas soy Antonio Bancalero papa de una de las jugadoras, como padre y nuevo aficionado a este deporte no veo bien lo ocurrido por nuestro entrenador de Maristas,pero toda persona tiene un mal dia y no por eso se le tiene que hundir. Hoy escribo para dar todo mi apoyo a Fran De la Riva,el entrenador de mi hija y mio, por que gracias a el he llegado a entender mas este deporte, por lo que te doy ánimos y pido por ti al de arriba.No quiero terminar sin decir que el albitraje fue vergonzoso y de pena, como se ha dicho grabado esta, pues veanlo y es posible que les de pudor,pues no posible este tipo de albitros que dan pie a la pureza de este deporte, sin mas un gran abrazo para Fran de la Rica.

sonidemoni28 dijo...

MI nombre es Victor Martinez, soy Padre de una niña de este equipo.Yo también estuve en ese partido y suscribo cada palabra que ha escrito el maestro Eduardo Burgos. Lo que paso es indefendible y totalmente reprobable, no se puede justificar bajo ningún concepto. Dicho todo esto, me produce una tremenda pena que un entrenador con la dedicación que ha tenido nuestro primer entrenador, siempre defendiendo a "sus enanas", acabe su etapa de entrenador de esta manera tan cruel. Han sido 3 años muy buenos, donde nuestras niñas han crecido, son unas enamoradas del baloncesto gracias a él y también son mejores personas. El otro día, al final del partido, reunió a las niñas para decirles que lo dejaba. Tres días después mi hija sigue llorando. Esto está siendo muy duro para todos, para las niñas, para los padres y por supuesto para el cuerpo técnico y sus familias que no lo están pasando nada bien y que como dice Eduardo, si pudieran echar marcha atrás lo harían. Por favor, critiquemos los hechos como ocurrieron, pero al mismo tiempo reconozcamos todo el gran trabajo que ha realizado y todo lo que ha hecho bien, que han sido muchas muchas cosas.

rafael blanco lopez dijo...

Hola soy el papa de una niña que también juega a baloncesto en cadete Adeba, es verdad no hay derecho a linchar a una persona de esta forma todos podemos equivocarnos, pero por el bien del baloncesto cordobés femenino espero que esté señor no se siente más un banquillo como entrenador, es un entrenador como la copa de un pino, pero lo que hemos visto del comportamiento de este señor este año no ha sido agradable, solo quisiera desearle lo mejor, lo siento mucho pero no todo el mundo sirve para sentarse en un banquillo.

Pedro Del Rio dijo...

Buenos dias, soy el padre de una jugadora de baloncesto cadete de Córdoba. Comentar que en los 6 años que mi hija lleva jugando ligas federadas jamas vi algo igual, cierto es que todos los entrenadores protestan pero sin llegar a estos extremos. En esta vida todos cometemos errores y lo que nos engrandece como personas es admitirlos y pedir disculpas. Yo creo que ya qe tanto el Club,Eduardo Burgos y algún padre lamenta lo sucedido también seria importante que lo hiciese el entrenador, que igual lo hizo en privado, pero en este caso lo ideal sería hacerlo publico.

Levante sur dijo...

Hola, yo soy papá, maestro y entrenador también (15 años en los banquillos). Tengo que decir que no me gusta ver el vídeo en las noticias, que no debería haber pasado esto. Que todo el mundo tiene derecho a equivocarse. Y la obligación de rectificar; pero no pidiendo perdón en las redes, o a padres que nunca se han sentado en un banquillo de baloncesto, si no levantándose más fuerte, dando ejemplo de los valores que en realidad tiene. Debe dar un paso al frente, reciclarse y tomar las riendas (así es como se hace en este deporte).

Culturaysol dijo...

Buenas tardes, asistí en directo al espectáculo lamentable vivido el pasado viernes, en primer lugar he de decir que nunca había vivido nada igual en categorías de formación.
Si bien puedo coincidir en que no se puede “linchar”, como dice en su artículo ,a esta persona, no puede evitarse el estado de opinión que se ha generado, teniendo en cuenta la repercusión mediática que tales hechos han tenido.Tampoco se puede defender lo indefendible por muy amigo que sea el autor del blog del entrenador y amparar bajo el linchamiento lo injustificable..Menos acertado parecen comentarios de padres que apelan al sufrimiento del entrenador y familiares, la actuación arbitral, el ambiente con las niñas , el sufrimiento de las jugadoras.... Se echa en falta esa misma apelación al sufrimiento de los árbitros y a sus familiares, jugadoras de equipo contrario, miembros de mesa , público en general por tener que asistir a tan bochornoso espectáculo.que empaña este deporte que siempre se ha caracterizado por ser ejemplo de valores.
Que un entrenador de larga experiencia, con más de 30 años,como dice en su artículo,cometa estos incidentes en un partido de categorías de formación , no solo atenúa sino agrava más los hechos, todos hemos visto comportamientos inadecuados de entrenadores pero en el contexto y con las imágenes que ha visto todo el mundo se han pasado ampliamente las líneas rojas del respeto y la educación.
Se echa en falta el más mínimo arrepentimiento de esta persona, no he visto ni oído ningún tipo de disculpas públicas de este señor, lo cual evidencia aún más su talante..
Inaceptable aludir como excusa a un discutible arbitraje , permisivo con la defensa del equipo rival, ya que otros equipos anteriormente la han sufrido con ese mismo equipo en este campeonato y no se han producido los incidentes que ocurrieron el viernes.
Personas como está por mucha experiencia y generaciones formadas , sobran en el mundo del deporte, en todas pero máxime en categorías inferiores, yo particularmente no los quiero para mis hijos por mucho que sepan.Confio, espero y deseo que los órganos federativos en materia de disciplina deportiva resuelvan con la contundencia de los Reglamentos disciplinarios y que un club ejemplar como Maristas actúe en consecuencia y sin tibieza.Perdonas así no merecen pisar una cancha de baloncesto.

Eduardo Burgos dijo...

Un día, un profesor escribió así en la pizarra:

9x1 = 09
9x2 = 18
9x3 = 27
9x4 = 36
9x5 = 45
9x6 = 54
9x7 = 63
9x8 = 72
9x9 = 81
9x10 = 91

En la sala se hicieron muchas burlas porque el Profesor se había equivocado:

9x10 = 91, siendo que la respuesta correcta es 90. Todo el salón se rió de él.

Entonces esperó que todos se callaran, y sólo después dijo:

¡Así es como eres visto en el mundo!

Yo me equivoqué a propósito para mostrarles cómo el mundo se comporta ante algún error tuyo.

Ninguno de ustedes me felicitó por haber acertado nueve veces!

Ninguno que te haya visto haciendo lo correcto y te elogió por eso.

¡No! Pero todas las personas te ridiculizaron, blasfemaron, humillaron y se burlaron de ti porque te equivocaste sólo una Vez. ¡Así es la vida!

Debemos aprender a valorar a las personas por "Sus aciertos."

Hay personas que hacen lo correcto mucho más de lo que se equivocan, y acaban siendo juzgadas por un sólo error, y no son valoradas por los otros Nueve aciertos.

Esto sirve para todos nosotros. Más elogios y menos críticas.

Más amor y cariño y menos odio y crueldad.

Aprendamos a valorarnos unos a otros, en vez de destruirnos unos a otros

Arpia Trail dijo...

"Por una vez que mate un gato, me llamaron matagatos"
No!!!!!
Se lleva toda la liga matando gatos y es que ahora nos hemos cargado al tigre...

Juan José dijo...

Mi nombre es Juan José González Ortiz y he dejado pasar un tiempo para manifestar mi apoyo a Fran Larriva entrenador del equipo infantil femenino del coleio Maristas.
Todos y todas estaremos de acuerdo en que se ha equivocado y que el comité de competición le sancionará por los hechos en cuestión pero lo que me parece desproporcionado es el linchamiento al que se le está sometiendo.
Fran es un referente en el baloncesto cordobés y su entrega y dedicación es reconocida. Sin embargo nadie ha hecho una campaña para reconocerle su trayectoria.
Me parece mal el escrito elaborado por el propio colegio distanciándose de su entrenador en un momento que necesita apoyo. También algunos padres que le veneraban, ahora lo repudian.
Les voy a poner un ejemplo futbolero para que todos lo entendamos. Hace pocas fechas Cholo Simeone le dijo al árbitro absolutamente de todo en la semifinal de la Eurocap. Sanción de cuatro partidos y nadie ha renegado de él. Su club y su hinchada le adoran. Pues como debe ser.
Ánimo Fran.