jueves, 11 de octubre de 2018

Aceitunas Fragata Morón cae en Villarrobledo tras forzar la prórroga

Venció el CB Villarrobledo al Aceitunas Fragata Morón de la misma forma que lo hizo a Torrons Vicens CB L’Hospitalet: con tiros libres en el último suspiro de la prórroga, 81-79. Un partido de ritmo altísimo en el que los de Pepe Carrión no se sintieron cómodos. Quizá la suerte habría sido otra de no haber estado en el terreno de juego Nesbitt, porque contra un tío que mete 31 puntos y coge 17 rebotes, pues a ver qué se puede hacer. Al final, una decisión precipitada de Kedar Salam con empate a 79 y 11 segundos por jugar posibilitó la victoria del conjunto local.
El partido se desarrollaba a una velocidad endiablada desde primera hora, con tanteos muy igualados. Ninguno de los dos equipos se alejó más de diez puntos del otro. Había salido Villarrobledo más entonado, anotando casi todo lo que pasaba por sus manos y defendiendo bien, pero esta vez Aceitunas Fragata Morón tenía más empaque. La entrada de Tanner Omlid junto al gran estado de forma de Taylor Cameron dieron consistencia al juego. Pero el mayor acierto local afectaba al juego del Aceitunas Fragata Morón, hasta que entró Joaquín Carrasco. Prometedores minutos del onubense, que anotó, defendió y dirigió con solvencia.
El segundo periodo estuvo mucho más igualado, con Arturo Fernández y Nesbitt acaparando el protagonismo ofensivo del Villarrobledo y el Aceitunas Fragata Morón tratando de hacer daño por medio de los estadounidenses Taylor y Tanner. Suyos fueron los últimos 5 puntos, que permitieron al Aceitunas Fragata Morón irse un punto por debajo en el descanso, 38-37.
En la segunda mitad, la igualdad se acrecentó mucho más tras unos muy buenos minutos del Aceitunas Fragata Morón, liderados por un gran Aramburu, que le permitieron ponerse con una ventaja de 6 puntos para acabar el tercer cuarto. 53-59.
Pero Nesbitt, con un parcial de 7-0, se encargó de remontar esa desventaja. Comenzó entonces un intercambio de golpes extenuante, con los dos equipos peleando al máximo cada pelota para tratar de hacer caer al otro. Villarrobledo parecía tener el partido de cara con un +3 a falta de 7 segundos. Pero un heroico Taylor Cameron anotó un triple que valía una prórroga, 75-75. Allí cayó tras volver a empatar y con posesión a falta de 11 segundos. Kedar eligió mal y forzó una falta en ataque que más tarde se convertiría en los tiros libres definitivos, tras falta rápida de Taylor, para que Villarrobledo asestase a Aceitunas Fragata Morón la segunda derrota de la temporada.
COMUNICADO DE ACEITUNAS FRAGATA MORÓN

No hay comentarios: