lunes, 22 de mayo de 2017

Aceitunas Fragata Morón tiene el match-ball en el Pisuerga

Último enfrentamiento de la temporada contra Comercial ULSA Valladolid. Último tren para llegar a la final de la fase de ascenso a LEB Oro, con parada en el Polideportivo Pisuerga de Valladolid. Como la catch phrase de la famosa película, entre Aceitunas Fragata Morón y Comercial ULSA Valladolid solo puede quedar uno. El quinto y definitivo partido se disputará mañana y es un cara o cruz total. En realidad, tal como se ha desarrollado la liga, no debería sorprender que las dos semifinales se hayan impregnado de esa igualdad absoluta. Por ello, la jornada de mañana va a ser, tirando de clichés, de infarto.
Además, será un interesante experimento para ver cómo está el pulso psicológico de ambos equipos a estas alturas. Porque es la mentalidad lo que tiene más peso aquí, casi incluso más que el físico. La voluntad de ganar lo es todo, y los dos equipos han demostrado a lo largo del año que nada está decidido en este deporte hasta el último segundo. Es seguro que la moral de nuestro rival estará por las nubes tras repetir el mismo camino que siguió durante los cuartos contra Alicante, y más aún teniendo en cuenta que el partido definitivo de la serie se jugará en su casa. El mismo grupo que parece incombustible, aun con la carga de minutos en las piernas, volverá a suponer el principal obstáculo que el Aceitunas Fragata Morón tenga por delante para ganar. El problema de escribir cinco previas sobre el mismo enfrentamiento con tan pocos días entre ellas es que ya no sabe uno qué escribir para no repetirse, sobre todo porque las claves las conocemos ya de carrerilla: en el choque de estilos, ganará el que sea capaz de dominar el rebote (no es de extrañar que los más valorados de los últimos partidos hayan superado en varias ocasiones la decena de rebotes atrapados); que Valladolid se encomendará de nuevo a los Wade Chatman, De la Fuente, Sidibe y demás para hacer daño. Eso ya lo sabemos.
Y también tenemos la certeza de que sí, que esas circunstancias pueden inclinar la balanza hacia el Pisuerga… pero Aceitunas Fragata Morón ha mutado. El gen competitivo de este conjunto hace prácticamente imposible no creer en la victoria. Puede pasar cualquier cosa, sí. Pero sería muy desconsiderado hacia este grupo darlos por muertos. Seguimos hablando del sueño que estamos viviendo, de que mañana, al ser un nuevo partido, tenemos otra oportunidad de seguir aumentando la leyenda y que nos quiten lo bailao. Eso lo tenemos ya, y no cabe duda de que es un premio excelente. Pero dar un salto más, intentar el más difícil todavía, eso es algo que este equipo quiere y puede hacer. Además, ¿no es más gratificante saborear los éxitos cuando estos se han mostrado esquivos? Independientemente del resultado del partido de mañana, los jugadores entrenados por Rafa Rufián, con la asistencia de Jesús Rodríguez, Jorge Angulo, Sara Hidalgo y José Luis López, ya se han ganado el corazón de una afición que va con ellos hasta el final. Y ese final está aún por llegar. Esta no será la última previa que escriba de estos play-off de ascenso a LEB Oro.
El partido será en el Polideportivo Pisuerga a las 20:45. Quizá se pueda ver en streaming por el Canal FEB, pero el Periscope de los compañeros de Onda Joven Radio no fallará.
Juan Luis Mármol 

No hay comentarios: