lunes, 29 de febrero de 2016

Raúl Castro sigue sentando cátedra por las canchas andaluzas

Ayer mientras veía la final de la Copa FAB Masculina de Andalucía no pude sino recordar cuando en la temporada 1992-93, disputé siendo entrenador de Pozoblanco la final de la Tercera División de Andalucia ante el Efrisal de Cádiz jugada en campo neutral (Dos Hermanas). La ganamos por (75-72), pero un chico gaditano nacido en Los Barrios (Algeciras) y en edad juvenil llamado Raúl Castro nos trajo locos durante todo el partido, el sólito estuvo a punto de derrotarnos siendo el máximo anotador del partido y demostrando una calidad impropia para su edad.
(Raúl Castro con el nº4 en partido de esta temporada, foto de Ramón de la Iglesia-Horasur)
Hoy cumplido los cuarenta años nuestro amigo Raúl Castro Cañas (23-7-1975), nos ha vuelto ha deleitar en su partido ante el Meridiano Baza, indudablemente ya no tiene la potencia física de su época dorada pero su conocimiento del juego,su inteligencia táctica y su excelente técnica perdura y ha sabido explotar en todo momento su talento siendo pieza esencial en el engranaje de Álvaro Orduña su actual entrenador en el Colomer Dental Algeciras de la Primera Nacional de Andalucía.  
Raúl tiene una trayectoria completísima, casi siempre ligada a la provincia de Cádiz pasando por equipos como San Felipe Neri, Efrisal de Cádiz, CB Algeciras, Los Barrios,etc. Fuera de Cádiz jugó con Unicaja-Coin en segunda división nacional, con Cajasur Córdoba en la temporada 2002-03 y con Salduba Marbella en la temporada 2003-2004 (de nuevo lo sufrí en mis carnes siendo yo entrenador del C.P. Peñarroya). Ha jugado en LEB, LEB 2, EBA, Primera Nacional y sólo se ha quedado sin pisar la ACB, pero lo mas importante es que siempre ha dado el máximo de si mismo en cada partido y ha sido un ejemplo a seguir por su implicación y compromiso.
Así describe la página web de Muevete Basket el juego de Raúl Castro "Capaz de jugar en cualquier posición. Penetra bien y con un buen tiro de 3 puntos, en función de su defensa, juega de cara o de espaldas. Gran capacidad de salto que le permite coger muchos rebotes ofensivos. En los instantes finales de los partidos y ante encuentros igualados se echa el equipo a sus espaldas y es capaz por sí solo de derrotar al rival".
Desde Viveelbasket corroboro lo escrito por Muévete Basket, pero además me gustaría con este artículo resaltar la figura del incombustible Raúl Castro uno de los grandes del baloncesto andaluz y gaditano, que aún sigue dando lecciones de juego por las canchas andaluzas. Gracias Raúl por tu aportación a nuestro baloncesto. 

No hay comentarios: