jueves, 27 de octubre de 2016

Segunda parada del tour por Castilla y León para Aceitunas Fragata Morón

Nuevo partido a domicilio de Aceitunas Fragata Morón tras la excelente victoria del pasado domingo en el pabellón Ángel Nieto contra Zamora. Un encuentro que vino muy bien para la moral del equipo al tratarse de la primera victoria fuera de casa (sí, es cierto que era el segundo desplazamiento, pero siempre viene bien vencer cuanto antes «en territorio hostil») y por lo contundente del marcador gracias a la buena actuación colectiva. Ahora el rival está en Valladolid, una región histórica del baloncesto patrio en la que Aceitunas Fragata Morón no sabe todavía lo que es ganar.
El año pasado cayó en tierras vallisoletanas tras haber vencido de forma contundente en el Pabellón Alameda, por lo que uno de los retos que afronta el equipo sevillano es el de ganar también ante Comercial ULSA CBC Valladolid. Este conjunto está atravesando un inicio de campaña de altibajos, con dos victorias y dos derrotas en las que no ha habido medias tintas. El último encuentro fue una cruz contra Alcázar (77-69), derrota de la que querrán resarcirse en casa contra Morón. Porque allí se mantienen invictos y quieren seguir con esa condición. Para ello se apoyarán en el ala-pívot Sergio de la Fuente, que en la temporada pasada fue su mejor jugador hasta que se lesionó. Este año parece ir por el mismo camino (en calidad, no en lesiones), ya que está siendo el máximo anotador de Valladolid: 62 puntos acumulados, 12 en el último partido, capaz de hacer daño en el poste bajo, pero también con cierta maña desde el 6.75 (4 anotados de 8 intentos). Con él, el peligro fuerte de Valladolid recae en Miguel González y el base Henri Wade-Chatman.
Aceitunas Fragata Morón, por su parte, viaja con todos los efectivos, con la única duda de Ola Keshinro, todavía renqueante por su lesión. Será interesante ver si el estado de forma de los jugadores se mantiene tras dos viajes tan largos de forma consecutiva. Las miradas volverán a centrarse en los mismos. Pero es importante que el trabajo coral siga siendo el que estamos viendo en los últimos partidos, con mucha solidaridad en defensa y una gran polivalencia en ataque que sirva para desconcertar al rival cuando el encuentro se atasque. En el plano individual es cierto que Alejandro Rodríguez está generando mucho comentario gracias a sus grandes actuaciones en los últimos cuartos. Queda ver si es capaz de mantener el ritmo durante más minutos.
El partido será el viernes, a las 20:45 en Valladolid.
Juan Luis Mármol

No hay comentarios: