ACTUALIDAD DE BALONCESTO

Loading...

martes, 30 de octubre de 2007

Entrenamiento de la táctica en las categorias de formación (I)

Nuestro amigo Miguel Rodríguez Tovar entrenador del Estepona de 1ª Nacional masculina nos envía un estupendo artículo sobre entrenamiento de la táctica en las categorías de formación. Debido a la extensión del artículo lo fraccionaremos en varias partes. En esta primera parte se refiere a la ocupación de los espacios en categorías inferiores.

Entrenamiento de la táctica en categorías de formación
Os voy a comentar pequeños trucos, recetas o pasos a seguir, (herramientas pedagógicas) como queráis llamarles, junto con algún ejercicio para mejorar no solo la técnica individual de vuestros jugadores, sino también la táctica.
En un principio van dedicados a categorías benjamín y alevín, aunque son perfectamente aplicables para categorías superiores con variaciones en la dificultad de los mismos, o para jugadores de categoría infantil o cadete que han empezado muy tarde a entrenar.
En primer lugar tenemos que lograr que los niños/as hagan una ocupación racional de los espacios, es muy normal ver como todos los niños van detrás del balón sean atacantes o defensores, convirtiéndose el partido en algo parecido al rugby.
Para ello tenemos que intentar que jueguen abiertos desde el primer día y que cuando jueguen busquen siempre el espacio libre para ir hacia allí.
Un buen ejercicio para trabajar la ocupación racional de los espacios sería este:
En este ejercicio a parte de trabajar la ocupación racional de los espacios, se trabaja la visión marginal, y los desplazamientos orientados hacia el objetivo (balón). Que los desplazamientos se hagan siempre que se pueda orientados al balón hace que se reduzca mucho el numero de balones perdidos y que podamos sacar mucha mas ventaja de los cortes. Una herramienta pedagógica para mejorar este aspecto sería el darle al niño/a algún balonazo (sin que el balón vaya fuerte y a los glúteos), para que se de cuenta de que tiene que mirar siempre al balón en todo momento, incluso cuando nos desplazamos.
Para realizar el ejercicio necesitaremos aros, conos o si no disponemos de este material, las mochilas de los niños.
Se colocan en un circulo varios aros, se numera a los jugadores y se introducen cada uno dentro de un aro, siempre debe haber un aro mas que jugadores que al principio quedará libre.
Cuando el entrenador diga un número, el jugador que tenga ese número debe ocupar rápidamente el aro libre, y así sucesivamente. Recordad que los desplazamientos deben ser orientados al balón, en este caso hacia el entrenador.
Opciones:
- podemos tener nosotros un balón y pasar al niño que se esta desplazando en ese momento.
- que los niños se pasen rápidamente
un balón entre ellos mientras se desplazan (el que ha pasado tiene que ocupar el sitio libre). Y para complicarlo un poco mas, que nosotros también podamos pasar un balón, con lo que los niños deben prestar mucha atención ya que les pueden llegar dos balones desde distinto sitio. (Esto les hará por fuerza desplazarse mirando hacia el objetivo ya que si no lo hacen, corren el riesgo de llevarse un balonazo).
A partir de ahí podéis complicar el ejercicio como vosotros queráis, haciendo las variaciones que creáis oportunas.
Otro ejercicio que podéis realizar (este es un poco mas complicado y exigente condicionalmente), es el típico ejercicio de pases entre los jugadores de un equipo mientras que los contrarios defienden e intentan robar el balón. (Siempre sin botar el balón).
El problema que tiene este ejercicio es que si no ponemos unas normas de movilidad de los jugadores, terminan todos en el mismo espacio junto al balón.
Para que el ejercicio sea efectivo, empezaremos jugando un 3x3 sin bote y sin lanzar a canasta (o con opción de tiro tras x números de pases). Delimitando 4 zonas en las que se pueden mover y desplazar los atacantes. Este ejercicio es muy bueno para entrenar el trabajar para recibir.
(Seguimos haciendo que trabajen sin balón, recordad lo que hablábamos en la primera parte del artículo respecto al tiempo que cada jugador tenia el balón en un partido).

A continuación cuando los jugadores hayan cogido la dinámica del ejercicio introduciremos a un jugador más por equipo y una posición más a la que poder desplazarse.
Por ultimo terminaremos jugando 5x5 con 5 espacios ocupados o jugando 5 abiertos con un espacio libre en el tiro libre. Este ejercicio es más complicado ya que los jugadores muchas veces si la defensa es buena, tendrán que ir a ocupar espacios que ya están ocupados por compañeros, por lo que estos últimos deberán ocupar el lugar libre rápidamente. El entrenador puede estar fuera con un balón preparado para “cazar” a aquel jugador que se desplace sin mirar al objetivo.

Estos ejercicios nos sirven además para trabajar sin que casi se den cuenta, un juego por conceptos como es “pasar y cortar”. Mas adelante (en categoría infantil o cadete), podemos ampliarlo con pasar, cortar y bloquear, etc.
De momento solo hemos trabajado el fundamento del pase, en la tercera parte de este articulo trataré mas a fondo cuando botar y cuando tirar, siempre desde el punto de vista táctico.
Para ir terminando esta parte, he de decir que hago mucho hincapié en que los pases sean fuertes y tensos (no bombeados), ya que si son realizados con demasiada parábola estaremos dando demasiada ventaja al rival que tendrá mas tiempo para recuperar y robar el balón.
Como herramienta pedagógica siempre hago que el equipo que de un mal pase bombeado, pierde automáticamente el balón y pasa a defender, con lo que los jugadores rápidamente ven como deben realizar correctamente el pase y se acostumbran desde el primer día a que los pases deben ir tensos. También le doy mucha importancia a que el jugador no pase hasta que el compañero le pida correctamente el balón. Normalmente el pase que se da sin ser pedido anteriormente termina en perdida.
A partir de aquí, podéis modificar estos ejercicios o inventaros otros parecidos que os ayuden para mejorar estas facetas del juego. No se trata de copiar los ejercicios y realizarlos al pie de la letra (si os sirve así, estupendo), se trata de ir viendo con que ejercicios trabajáis mejor los diferentes aspectos del juego, cuales no os sirven u os gustan, y cuales tenéis que modificar para que sean mas efectivos con vuestro equipo.Muchas veces tenemos delante ejercicios magníficos, que por ser simples, no los utilizamos, y nos vamos a otros más aparatosos y con mil rotaciones, que nos dan mucho peor resultado.
Lo importante de un ejercicio es la forma en como lo aplicamos, las correcciones que hacemos y como intentamos transmitir que el éxito muchas veces está en los detalles. Que se hagan siempre a la máxima intensidad posible (todo esto son enseñanzas del maestro Imbroda). En definitiva, que sepamos sacar todo el jugo posible a cada jugador.

Miguel Rodríguez Tovar, Entrenador Superior de Baloncesto