lunes, 20 de junio de 2016

Clevelands Cavaliers campeones NBA, Lebrón James cumple su promesa

Los Cleveland Cavaliers se proclamaron hoy por primera vez campeones de la NBA de baloncesto al imponerse a Golden State Warriors en Oakland por 93-89 en el séptimo y definitivo encuentro de la final.
El equipo liderado por Lebron James se convirtió además en el primero capaz de revertir un 3-1 en contra en la serie final de la mejor liga del mundo. Los Warriors, que deslumbraron en la temporada regular de la mano de Stephen Curry, no pudieron rematar el trabajo con su segundo anillo consecutivo.
No obstante, Golden State hizo una campaña histórica al batir el récord de los Chicago Bulls de Michael Jordan ganando 73 de los 82 partidos antes de los “playoffs”. La victoria de los Cavaliers consagra a James como uno de los grandes en la historia de la NBA al cumplir la gesta que se propuso cuando dejó Miami Heat para volver a su ciudad de origen. “Cleveland, esto es para ustedes”, dijo la estrella de los Cavaliers.
“Estoy deseando volver a casa”, agregó. James, ganador en Miami de dos anillos en 2012 y 2013, fue declarado jugador más valioso (MVP) de las finales, pero la canasta decisiva la anotó en realidad Kyrie Irving. A falta de 53 segundos para el final, el base se elevó por encima de Curry y encestó un triple que enmudeció al Oracle Arena y al que los locales ya no pudieron reaccionar. James aseguró luego la victoria con un tiro libre con el que completó su triple doble con 27 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias. La contracara de la final fue el decepcionante Curry, que cometió errores en el tiro y perdió balones importantes en el último cuarto.
El MVP de la temporada regular, el primero en la historia en ser elegido de forma unánime, sufrió lesiones durante los “playoffs” que mermaron su rendimiento. El base se quedó hoy en unos para él modestos 17 puntos, con un 4 de 14 en tiros de tres. El mejor de los locales fue Draymond Green con 32 tantos. Por primera vez en las finales, Golden State y Cleveland jugaron un partido con el marcador ajustado durante los 48 minutos. Los Warriors tomaron algo de ventaja al descanso, pero los Cavaliers respondieron en la segunda mitad. Los dos equipos se intercambiaron en varias ocasiones el mando del partido, pero fue Cleveland el que acertó en unos minutos finales en los que las manos temblaban más que nunca y la tensión se podía cortar con un cuchillo.
Tras el final, James se arrodilló sobre la cancha y, con la frente pegada al suelo, lloró de emoción mientras la alegría se desbordaba entre sus compañeros y técnicos. Tampoco pudo contener las lágrimas Tyronn Lue, que de asistente ascendió a primer entrenador en enero tras el despido de David Blatt. La destitución de Blatt, que estuvo un año y medio al frente del equipo, llegó en enero precisamente después de una dura derrota por 34 puntos ante Warriors. Cleveland era entonces líder de la Conferencia Este y había jugado en 2015 la final de la NBA, pero al parecer la relación entre el técnico y la gran estrella del equipo era distante.

No hay comentarios: