sábado, 8 de julio de 2017

Fernando García y Pablo Tena dos árbitros cordobeses premiados en la Gala

Siempre digo y así lo considero que la labor de los árbitros en el baloncesto y por  ende en cualquier otra modalidad deportiva es primordial y esencial, ellos junto a los jugadores y a los entrenadores son las tres patas fundamentales de una mesa en la que además la labor de los directivos de los clubes, de los padres y madres y del gremio federativo le dan una gran soporte y estabilidad.
Pues bien en la gala de la FAB-Córdoba se dieron dos premios al trabajo arbitral, uno a la trayectoria de un gran árbitro veterano como es Fernando José García Garrido y otro a la figura emergente de Pablo Tena por conseguir ascender de categoría (Primera Nacional).
FERNANDO J. GARCÍA GARRIDO (trayectoria arbitral)
Fernando José García, diez años de arbitraje, pero fue jugador durante 17 temporadas antes de cambiar meter canastas por el silbato. Según indica la propia FAB es ademas una persona siempre dispuesta a colaborar con cualquier actividad que se le proponga relacionada con el baloncesto. 
Fernando fue un muy buen alero con un excelente tiro exterior y gran triplista lo sufrí en mis carnes siendo yo entrenador de Maristas cuando jugaba en Franciscanos donde formaba una pareja mítica y demoledora siendo cadete y juvenil junto a su compañero Alfonso Hidalgo. Posteriormente si la memoria no me falla pasó por equipos como Cotuba, La Caja de Córdoba, Cajasur y terminó en el club Unicor donde además desempeñó una gran labor entrenando y llevando las Escuelas de Baloncesto del citado Club en el CEIP Juan Rufo, puedo atestiguarlo de viva fe porque yo era Profesor de Educación Física y Jefe de Estudios de dicho colegio y mas de una vez lo acompañé por las clases intentando captar niños y niñas para la causa.
Como árbitro le he visto actuar en bastantes ocasiones e incluso en mi último año como entrenador en La Rambla senior provincial llegó a arbitrarnos algún partido con otro. Si tuviera que destacar algo de Fernando como árbitro es su talante dialogante, no es el típico árbitro autoritario con el que no se puede hablar y que no escucha a nadie, el te explica de forma calmada el por qué de sus decisiones pero no se casa con nadie y no va a cambiar lo que haya decidido. Creo que el hecho de haber sido jugador y conocer el comportamiento y los entresijos de los jugadores dentro de la cancha le ha ayudado mucho en dicho aspecto. 
A pesar de que Fernando se incorporó ya madurito al arbitraje, se trata de una persona muy preocupada por su preparación, al que le apasiona el baloncesto y que disfruta con el arbitraje. ¡Enhorabuena!
PABLO TENA GONZÁLEZ (premio por ascender de categoria)
A Pablo por su juventud lo conozco menos, como ya he dicho con anterioridad ha ascendido este año de categoría, es un árbitro de la nueva hornada, muy joven y preparado, al que todos auguran un gran porvenir en el mundo del arbitraje y del que se espera una progresión máxima.
Lo he visto arbitrar en algunas ocasiones, creo que también me llegó a arbitrar en la temporada 2015-16 algún partido que otro con La Rambla y es un árbitro con personalidad y criterio. Es además una persona muy respetuosa y educada con los entrenadores y jugadores, saluda siempre que te ve que ya es importante y si no se malea, no se lo cree, se sigue preparando, trabaja con humildad, estudia a fondo y aprende de los mejores (cerca tiene algunos árbitros de gran categoría como Antonio Conde y Jorge Muñoz), tiene delante la oportunidad de ser cada vez mucho mejor arbitro y llegar lejos en este mundillo. ¡Enhorabuena!

1 comentario:

Fernando García dijo...

Muchas gracias Eduardo por tu artículo, gran labor la que realizas de difusión de nuestro querido deporte.
Todo un orgullo el recibir el reconocimiento de nuestra labor, pero mucho más el compartir con todos vosotros una gala llena de emoción. El poder reencontrarme con entrenadores ilustres como Juanjo Gonzalez, Tripi, Eduardo Burgos ... es recordar buenos tiempos vividos del boom del baloncesto, y esperemos que en años venideros, gracias al trabajo de todos, el baloncesto cordobés vuelva a estar donde se merece.
Un saludo a todos los premiados y no premiados, y ojalá nos sigamos viendo por mucho tiempo por las canchas de baloncesto.