sábado, 17 de octubre de 2020

Pautas imprescindibles a considerar para desarrollar un sistema de ataque

Cuando queremos inculcar a nuestros jugadores cualquier sistema de ataque que nos ayude a mejorar nuestro 5c5, por encima de los movimientos que incluya (Pick and roll, pick and pop, bloqueos ciegos, cortes, bloqueos indirectos, etc), están una serie de aspectos que se deben considerar y llevar a cabo para que el sistema elegido sea eficiente.


Podríamos llamarles pautas de ataque y decisiones tácticas imprescindibles para el desarrollo de cualquier sistema de ataque, entre ellas destacaremos:

1) EL SPACING

Saber ocupar los espacios adecuadamente y distribuir a los cinco jugadores en el campo de ataque es el punto de partida clave para la mayor efectividad de nuestro ataque. 

Hay que dejar buenos espacios entre los jugadores (que no se apelotonen y que estén a la distancia adecuada entre ellos), crear espacio y lugar al jugador con balón para realice su juego, provocar distancias entre unos atacantes y otros para que las ayudas defensivas y rotaciones del rival sean lo mas largas posibles, que entre unos compañeros y otros haya siempre triángulos de pase, que estemos colocados en buena situación para ir al rebote ofensivo, etc. 

2) EL TIMING

Si importante es el spacing, no menos fundamental es "el timing", que no es ni mas ni menos que la buena coordinación entre los jugadores con balón y sin balón, los movimientos de los cinco atacantes deben "IR SINCRONIZADOS". 

Saber establecer la velocidad y la pausa del ataque se antoja esencial, hacer una finta de recepción en el momento adecuado y no antes, cortar a canasta cuando nuestro compañero está dispuesto para poder pasar, moverse en el momento adecuado para realizar una puerta-atrás, sincronizar la realización de los bloqueos (conexion bloqueador-bloqueado), pedir el balón en el momento y sistio adecuado (ni antes ni después), etc.

3) LLEVAR A NUESTROS JUGADORES DONDE HAGAN DAÑO

Cada jugador tiene unas características diferentes a los demás, no hay dos jugadores iguales. Unos hacen unas cosas mejor que otros, hay quién se desenvuelve mejor bajo aro y por supuesto quién lo hace mejor lejos del mismo.

Nosotros como entrenadores tenemos la obligación de saber llevar a nuestros jugadores a situaciones y lugares de ataque donde mas hagan daño y sean mas peligrosos, donde mas partido saquen de sus habilidades, hay que saber optimizar nuestros recursos teniendo en cuenta también las características de nuestros rivales.

4) EL RITMO DE PARTIDO

Cuando un equipo es capaz de "marcar el ritmo de juego", tiene mucho terreno ganado. Nuestro equipo tiene que saber en cada momento el ritmo que le interesa en función del rival que tengamos en frente, los jugadores deben conocerlo identificarlo y explotarlo. Será básico saber cuando tenemos que correr, cuando debemos jugar mas pausado y controlado, cuando debemos jugar a ráfagas o fogonazos, en definitiva marcar nuestro ritmo, adecuando el mismo a los movimientos de nuestros jugadores y a la velocidad con la que queremos mover el balón.

Hay veces en que no es fácil conseguir marcar el ritmo de partido. Por ejemplo pensemos en una situación en la que queremos correr siempre que podamos, pues bien para ello debemos dominar el rebote, robar balones y provocar pérdidas para tener mas posesiones y poder aumentar la velocidad de nuestro juego, si esto no somos capaces de hacerlo por mucho que queramos correr no podremos hacerlo (si no tenemos el balón en nuestro poder será difícil jugar veloz). Si encima tampoco presionamos y hacemos jugar incómodo al rival, menos aún. Hace buenas defensas presionantes pueden ayudarnos a conseguir ese ritmo de partido que en un momento determinado buscamos.

5) DIFICULTAD PROGRESIVA DE NUESTROS SISTEMAS

A la hora de diseñar nuestros sistemas de ataque, debemos ir poco a poco aumentando la dificultad, comenzemos por movimientos fáciles y básicos, ya habrá tiempo de ir complicándolos y meter cosas mas enrevesadas. 

Hay que intentar que nuestros sistemas de ataques sean fluidos, que se comparta el balón porque eso es la mejor manera de que todos se sientan partícipes e implicados. La circulación del balón en ataque es muy importante para mejorar nuestras opciones de ataque, pero no se trata de mover por mover sin buscar objetivos. 

Por último cuando estemos elaborando un sistema (salvo excepciones muy concretas, finales de periodo o partidos igualados), no hay que esperar hasta que llegue el fin del sistema para intentar anotar, a veces estamos en condiciones de anotar a los 5 segundos del ataque, no lo hacemos y cuando queremos finalizar no podemos. Si estamos para anotar hay que hacerlo.

No hay comentarios: