domingo, 29 de enero de 2017

Baloncesto Vélez 64--CB Marbella 62 (Crónicas remitidas por ambos equipos)

Victoria ante Marbella en otro final apretado
Otro final apretado da la victoria a CB Vélez frente a Marbella en un partido cuyo guión ya conocemos de partidos anteriores, control del juego y del marcador durante gran parte del encuentro y recorte de ventajas por parte del equipo contrario que lleva al partido a un final de infarto, hasta ahora casi siempre ha salido cara para los veleños que deberán mejorar la concentración hasta el final para ahorrarse este tipo de sustos cuando llevan los encuentros encarrilados. 
El derbi provincial jugado en Vélez  tenía un atractivo inicial con la presencia de la leyenda del baloncesto nacional Richi Guillen en las filas de Marbella, cuajó un gran partido y protagonizó junto a Chema Del Río un duelo espectacular durante el partido. Vélez salió fuerte 0-5 de parcial que rápidamente igualó Marbella. Los veleños cogían las primeras ventajas en el marcador pero los visitantes con la tripleta Guillen-Saunders-Mayor se ponían delante a falta de poco menos de dos minutos para acabar el cuarto pero la reacción local no se hace esperar acabando el cuarto con 19-15 para Vélez. 
La tónica siguió durante el segundo cuarto, Vélez cogía ventajas cortas y Marbella se acercaba, del 30-27 al 38-27 tras parcial de 8-0 primera brecha importante para los de Florido que llegan al descanso con la máxima ventaja del partido hasta el momento 40-29. La segunda unidad veleña hoy había superado a la marbellí, parecía que el partido estaba controlado. 
Tras el descanso llegan las mayores ventajas para los veleños, Marbella no podía parar al ataque local y se atascaba en su juego de ataque, el rebote también era veleño, minutos de buen juego, final del periodo 56-42. 
El cuarto definitivo tuvo un claro dominador hasta el minuto 7 del mismo, Vélez sin mucho esfuerzo mantenía el empuje visitante que no lograba limar ventajas, con 61-47 el partido cambia y es Marbella quien coge la manija anotadora y deja a Vélez completamente cortocircuitado en ataque. Richi anota a falta de 1 segundo de la posesión y pone el 64-57, los visitantes empiezan a creer y a base de empuje se acercan en el luminoso, 64-60 y con dos TL para Adri Mayor 64-62 y dos posesiones por jugar, Vélez desaprovecha la suya y a falta de 12 segundos el ataque es para Marbella para empatar o ganar, la tuvo pero no acertó con el aro en esta última jugada, la victoria se quedaba en casa y permite al CB Vélez seguir segundo una jornada más. 
El CB Vélez no juega esta semana por cambio de partido ante Martos a petición del equipo rival y tendrá 15 días de descanso para afrontar el otro derbi que se avecina en casa ante Nerja.
Parciales: (19-15, 21-14, 16-13 y 8-20)
Derrota in extremis del CB Marbella La Cañada en el derbi ante el CB Vélez tras remar hasta el último segundo (Crónica remitida por el CB Marbella la Cañada)
Partido épico el que jugó el CB Marbella La Cañada en el Municipal de Vélez Málaga ante el Baloncesto Vélez el sábado por la noche, un encuentro que no se decidió hasta el último segundo de partido a pesar de que los veleños fueron ganando con comodidad en varias fases del mismo. La última posesión benefició al conjunto marbellí, que no supo materializar su ventaja y acabó cayendo por 64-62.
Aunque el partido de ida lo ganaron los de Javi Flores con comodidad, estaba claro que este envite iba a tener otro ritmo y otro color. Era el Baloncesto Vélez quien tomaba la delantera en los primeros instantes (5-0), con dos canastas en sus dos primeras posesiones, pero pronto igualaba la contienda el CB Marbella La Cañada de la mano de Saunders y Richi Guillén. Aunque los locales se sentían cómodos en la pista no conseguían distanciarse en el marcador gracias al buen hacer defensivo de los azulones, que intentaban a marchas forzadas no irse del partido a las primeras de cambio como pasó en el partido de ida. Del 11-7 se pasó en apenas tres minutos a un interesante 14-15 que daba la ventaja momentánea al CB Marbella, renta que no pudo aguantar al final de los primeros diez minutos por Vélez apretó el acelerador (19-15).
Tal y como acabó el primer acto se inició el segundo, con el equipo de Florido anotando dos canastas seguidas que ascendían el marcador a 23-15. Menos mal que apareció Panella para en dos buenas acciones reducir la diferencia a cuatro puntos (23-19) y desactivar la buena racha del rival antes de que fuera demasiado tarde. Entre Adri Mayor y Richi Guillén mantenían con buen ritmo al cuadro azulón, que conseguía posicionarse bien en ataque y ganaba los emparejamientos en el rebote sin dejar segundas opciones de tiro al Vélez. En cuanto Guillén se sentó se le nubló la vista a los pupilos de Tomé, que ya no tenían tanta ventaja en el rebote y concedían una y otra vez una serie de errores que facilitaban mucho las cosas al CB Vélez. De ahí, de esos minutos de desconcierto y poca fluidez en el juego, llegó el 40 a 29 al descanso.
El paso por los vestuarios complicó mucho la cosa para el CB Marbella La Cañada. No le sentó bien el parón al equipo y cuando parecía que tenían alguna opción de remontar el encuentro volvían a caer en imprecisiones y pérdidas de 
balón que hacía que el Baloncesto Vélez, desde la línea de 6.75 lograra casi sentenciar el asunto a falta de cinco minutos para el final de dicho periodo (50-36). No reaccionaba el equipo y la impresión era de desgaste total, aunque un mate de Saunders y una buena defensa daba aire a la plantilla para afrontar los últimos diez minutos (56-42).
Mientras había vida, la esperanza no se perdió. Tiró de defensa la escuadra azulona, de acierto ofensivo y de garra a la hora de disputar cada balón. A pesar de que algunas acciones arbitrales no le eran favorables no se desesperó y cuando tuvo la oportunidad miró de cara a la suerte. Un triple de Adri Mayor reducía a 11 la diferencia entre ambos equipos (61-50). Si a eso se le sumaba una nueva canasta del canterano y un tiro sobre la bocina de Guillén la cosa parecía más posible que nunca (64-57).
Tenía que pedir tiempo muerto Javi Florido para oxigenar a los suyos, que tuvieron un apagón físico que no les permitía aguantar el ritmo que imponían los marbellíes. El punto de intensidad del encuentro era tan alto que Richi Guillén aprovechó una buena asistencia de Saunders para anotar un lejano triple (64-60) y a la siguiente Mayor anotaba dos tiros libres que hacía estallar a la afición desplazada hasta el partido (64-62). Con 30 segundos por delante el CB Vélez tenía la posesión, que aguantó casi hasta el final para fallar el tiro en los últimos segundos. El balón en ese momento correspondía al CB Marbella La Cañada, que tenía que anotar sí o sí para forzar la prórroga o ganar. Lo hicieron todo bien los de Tomé, que consiguieron llegar fácilmente hasta debajo de aro, pero Marco recibió y cuando nadie lo esperaba su tiro no entró. La victoria se quedó en Vélez, que hizo 30 minutos muy completos, pero la remontada y empuje de los azulones mereció más recompensa que la derrota.

No hay comentarios: