domingo, 15 de enero de 2017

Mi contracrónica del partido ganado por el Bball Córdoba al Baloncesto Vélez

El Smurfit Kappa Bball Córdoba ha vencido al Baloncesto Vélez por (76-70) en el partido jugado en la matinal del domingo en el Palacio de Deportes Vista Alegre. La escuadra de José Antonio ha realizado un primer tiempo rozando la perfección mostrando el mejor baloncesto que le hemos visto esta temporada como indicaba, pero a punto ha estado de echar por tierra todo su excelente trabajo en un tercer cuarto en el que las protestas y las técnicas les han descentrado, esta situación la aprovechó el equipo veleño para meterse de lleno en el partido e incluso ponerse por delante, pero los cordobeses no estaban por la labor de ceder terreno y de la mano de un Pepe Ferrer que sacó su carácter de líder en el momento mas oportuno, consiguieron una victoria que puede valer su peso en oro.
Primer cuarto de tanteo y absolutamente igualado
Ambos equipos contaban con diferentes bajas en sus plantillas, por parte de los cordobeses Sergio Vega y Andrés Rodríguez y por parte de los malagueños, Marce, Herrera y Calderón, pero en honor a a la verdad todos los jugadores que si estuvieron en la cancha se emplearon con fuerza, intensidad y muchas ganas, independientemente del nivel de acierto que pudieran tener. 
El primer tiempo fue el típico de tanteo, con los dos equipos defendiendo en individual, mostrándose Luis Rodríguez y Germinal Cabrita como los jugadores mas activos en ataque de uno y otro equipo. (17-17).
El Bball destapó el tarro de sus esencias en el segundo cuarto
El parcial de este cuarto prácticamente lo dice todo, (30-13). De un empate a 17 en el descanso pasamos a un (47-30) que parecía dejado para sentencia el partido, aunque al final hubo que sufrir y trabajar a fondo para sacarlo adelante. Los cordobeses desatados en ataque con un Luis Rodríguez (que al descanso ya llegaba 15 puntos anotados), un Ricky Caballero que ejerció de abrelatas con dos triples de gran valor psicológico y una gran actuación coral del resto de jugadores, que mostraron su mejor imagen y desarbolaron a los malagueños. 
Pero todo hay que decirlo y en esta buena actuación también tuvo mucho que ver la zona dos-tres que colocó en pista José Antonio Santaella, una defensa que se les atragantó por momentos a los malagueños y que les cortó el ritmo. Los cordobeses a partir del rebote, tuvieron mayor control del juego y de las posesiones y se hicieron  dueños del partido. Los malagueños no estuvieron en esta fase finos en el tiro (1 de 12 en triples) y sólo acciones puntuales de Diego Ruíz y Rubén López les mantuvieron en el partido.
En el tercer cuarto los cordobeses se descentraron y los veleños reaccionaron
El equipo local había jugado como los ángeles y estaba dando una imagen muy solvente, todo era cuestión de intercambiar canastas y de mantener el tono mostrado, pero nada de esto ocurrió y aunque me duele decirlo bajo mi punto de vista mucha culpa de ello la tuvo el equipo local. No es de recibo que con un partido totalmente enfocado, se proteste mas de la cuenta y al equipo se le piten tres técnicas seguidas (creo que la primera que abría la veda se podía haber evitado), luego ya se sabe la situación se contagia y caen otras, eso se podía haber controlado y no dar lugar a ello, no creo que haya que echarle la culpa a los árbitros que posiblemente no estuvieron demasiado acertados, esa es la excusa mas fácil, sino mas bien a estar mas concentrados y no dar al enemigo ni agua y controlar mejor la ansiedad y las emociones.
Como resultado de las protestas, los malagueños con un Germinal Cabrita casi infalible en la línea de los tiros libres (11 de 13), se vinieron arriba y de la mano de un Chema del Rio que en este cuarto estuvo imparable, del acierto exterior de Rafa y Diego Ruiz y un Mario Hernández muy activo en la conducción del balón en un santiamén igualaron el partido, (60-60) al término del tercer cuarto. El CB Vélez si se parecía en esos momentos al equipo que todos esperaban y que llegaba como segundo de grupo.
Empezaba un partido nuevo en el último cuarto
El último cuarto comenzó con un triple de Rafa Ruiz, curiosamente la primera vez que los malagueños se ponían por delante (60-63) y con los jugadores cordobeses afectados por la ventaja desperdiciada, los dos equipos se pusieron a defender como cosacos en individual y el partido se tornó a cara de perro, se luchaba por cada balón con el alma y el corazón, en este aspecto Antonio Canales dio todo un cursillo de pelea, garra y defensa.
El partido se tornó canasta arriba canasta abajo y las ventajas eran mínimas por uno y otro lado y las canastas había que trabajarlas porque los equipos hacían de la defensa su mejor arma. No había amo y el partido podía caer de un lado u otro.
A falta de 1:57 con (69-68) a favor del Bball, resurgió la figura de un José Antonio Ferrer determinante, primero anotando una canasta mas tiro adicional (72-68), segundo forzando a continuación un dos contra uno y robando el balón a los malagueños y tercero anotando un triple estratosférico con tiro adicional, (76-68), el incombustible Don José Antonio Ferrer se había echado el partido a sus espaldas y lo sentenció. Luego se entró en una dinámica de tiempos muertos y de jugadas estratégicas que no cambiaron la suerte del marcador, al final (76-70) para el Bball.
(Doña Carmen médico del Bball y Gema León patrocinadora)
Algunas reflexiones y matizaciones
Luis Rodríguez es un jugador top en esta categoría para mi tiene nivel EBA y muchísimas cosas buenas, su tiro de tres es excelente y le da mucho a su equipo, pero creo con sinceridad que a veces abusa demasiado de su confianza en el tiro (ayer 3/8 en tiros de dos y 5/13 en tiros de tres).  
No vi a ningún pívot en la cancha tan determinante como Chema del Rio (y me parece que no está a su mejor nivel físico), en el tercer cuarto hizo cosas interesantísimas moviendo los pies y consiguiendo anotar segundos tiros y distribuyendo balones para sus tiradores ¿porqué en el primer tiempo apenas si se le hicieron llegar balones?
José Antonio Ferrer suma y sigue, a su edad sabe que tiene que dosificarse pero también sabe cuando debe aparecer y decidir, ayer demostró que con un minuto bueno un jugador puede decantar un partido, sencillamente majestuoso.
Germinal Cabrita, otro ilustre veterano, sabe sacar partido a su experiencia y a su juego, ya no tiene ese poderío físico como cuando estuvo en Montilla y Peñarroya, pero supo sacar beneficio en todo momento de sus penetraciones, de leer las situaciones buscando las mejores opciones y de su acierto en el tiro libre.
José Antonio Moreno debe darse cuenta y explotar mas su altura y condiciones, ayer no estuvo mal anotó ocho puntos y cogió ocho rebotes, pero soy de los que pienso que es un jugador para mucho mas, creo que debe dejar a tras su timidez y no arrinconarse en las esquinas, participar mas, tomar mas protagonismo y acercarse al aro. Creo que estamos ante un jugador muy importante si se lo propone y decide dar un paso adelante. Ojalá se cumpla mi pronóstico.

No hay comentarios: