jueves, 25 de abril de 2013

El desafio de cuarenta años de historia

En el deporte, sea la disciplina que sea, los resultados no son instantáneos y requieren varios años de esfuerzos descomunales para producir resultados tangibles. En el caso de Bball Córdoba falta todavía tiempo de juego para poder decir que el Club goza de un año desde su nacimiento. Jesús Lázaro, el Director Técnico, los Entrenadores y, sobre todo, los componentes del Equipo, en su gran mayoría Cordobeses deben de sentirse muy orgullosos por la forma de su comportamiento y los resultados cosechados. El Equipo, como “fundadores” del Club, se ha caracterizado por su disciplina, perseverancia, esfuerzo extra y, sin duda, su pundonor y honor.
El objetivo del Club no ha sido precisamente la de acumular victorias, sino de formar a jugadores, iniciar una Cantera y crear una plataforma de trabajo que permita, dentro de un tiempo razonable, acceder a la élite del Baloncesto Español, pero sobre una base consolidada, garantizando continuidad y, sobre todo, una oportunidad para jóvenes Cordobeses que juegan al baloncesto, estudian y forman parte productiva de la Sociedad.
Actualmente, el Club ha podido reunir unos jóvenes Cordobeses con un toque de Gaditano y algo de salsa Cubana que disfrutan jugando al Baloncesto, comparten los valores del Club y están dispuestos a sacrificar su tiempo libre y sus energías bajo las órdenes del “Coronel” Rafa Gomáriz, cuyos entrenamientos no son precisamente comparables con un paseo en el campo con la novia. Los chicos pertenecen al “ejercito” de Gomáriz y actúan en la cancha con su propio “Gran Capitán.” Es el Equipo de Córdoba, que merece nuestro respeto y nuestra confianza, tanto como jugadores como personas. Son los nuestros.
El domingo, día 28, a las 12:15 h. se enfrentarán con un Equipo con cuarenta años de historia detrás de su camiseta. Uno de los “Grandes” del Baloncesto Europeo en las Semifinales de los Play-Off de ascenso. Una Organización cuajada, consolidada, con presupuestos y jugadores de la Cantera procedentes de Europa y África, muchos de los cuales gozan de experiencia a niveles muy superiores. Un reto serio que no admite a participantes con corazón y espíritu débil. Es un partido al gusto de los grandes competidores que se tiran por el balón, se queman las rodillas, no se arrugan en los momentos difíciles, se llenan los pulmones a tope y no se permiten sentir el cansancio corporal. Será un partido de hombres y para hombres donde se deja al balón y la perseverancia hablar por el Equipo de idéntica forma que los buenos toreros hacen hablar la muleta frente al toro bravo, cruzados entre los pitones y con el desafío del cuerpo impenetrable , transparente y sin despeinarse con la perdida de sus propias acciones y comportamientos. Toda una melodía de comportamiento.
Simbólicamente, el partido del 28 representa el desafío de David frente a Goliat y el ejército del Rey Saúl frente a los filisteos. El balón tendrá que ser el cayado de pastor del joven David frente a un gigante Goliat de ocho metros de altura y con toda su armadura. Un año escaso de la nueva generación de Baloncesto Cordobés frente a más de cuarenta años de historia Malagueña. Como dicen los chicos de Bball, “Te Necesitamos” el domingo 28 en nuestra “Cancha de Sueños”. Todos los Cordobeses unidos como el “Sexto Hombre” del Bball Córdoba.
Autor: Bill Masterson

No hay comentarios: