jueves, 8 de septiembre de 2016

Las fintas defensivas, ¿les damos los entrenadores la importancia adecuada?

A lo largo de un partido de baloncesto utilizamos un recurso técnico al que llamamos "fintas", se trata de una acción en la que intentamos hacer algo para tratar de engañar al rival, amagamos un gesto y en función de la reacción del rival terminamos haciendo otra cosa distinta, por ello podríamos definir una finta como un movimiento técnico que interrumpimos para terminar haciendo otro diferente al que iniciamos.
(Finta en bloqueo directo, asomo y recupero, "cucu")
La palabra finta es sinónimo de engaño, de desequilibrio, es un recurso técnico que persigue y consigue ventajas sobre el adversario, se basa en el principio de que la acción siempre va por delante de la reacción, nosotros sabemos lo que vamos a realizar pero el contrario no y hay que aprovecharse de ello, con ellas podemos conseguir un desequilibrio respecto anuestro oponente no sólo físico y técnico,  sino también psicológico o emocional.
Las fintas pueden ser ofensivas o defensivas, entre las fintas de ataque podriamos citar ejemplos como las fintas de recepción (simple o normal, con autobloqueo, de reverso, puerta-atrás, etc), las fintas de salida en dribling (directa, cruzada, con reverso, con doble paso, con amago de reverso, etc), fintas de tiro, fintas de pase, etc.
Sin embargo a pesar de que se conocen y existen cada vez se ven menos las llamadas fintas defensivas, quizás sean menos conocidas que las ofensivas pero no por ello menos importantes, se trata de fintas que pueden realizar los jugadores en defensa para crear dudas a los atacantes o retrasar la acción del ataque para que lleguen a tiempo nuestros compañeros en defensa.
Las fintas defensivas son básicas en los tiempos que corren para realizar bien las ayudas y recuperaciones, cuando se tiene que saltar o llegar a tiempo para realizar una ayuda (1ª ó 2ª ayuda), el defensor tiene que intentar llegar a tiempo para controlar a un atacante que ha recibido el balón con antelación y teóricamente cuenta con cierta ventaja, en esa situación las fintas defensivas cobran vital importancia.
Diagrama nº1 (Finta defensiva en un 2c2) y diagrama nº2 (Finta defensiva en un 2c1)
Cuando hacemos una finta defensiva amagamos que vamos a defender a un hombre con balón que se ha desmarcado o ha sacado ventaja a un compañero y volvemos rápidamente a coger al jugador que estábamos defendiendo. Pero es preciso que hagamos la finta defensiva adecuadamente, si vamos de forma alocada con una simple finta de salida en driblig o de tiro nos pueden superar, por ello el jugador intentará realizar las fintas defensivas con pequeñas paradas en dos tiempos y volviendo a arrancar para recuperar de nuevo a su hombre. Ese movimiento de engaño puede confundir al atacante haciéndole perder efectividad, le sembramos incertidumbre y rompemos su sincronía de ataque, en algunas ocasiones conseguimos errores impensables o cuanto menos retardar el ataque.
Como decía anteriormente cuando veo partidos de baloncesto, cada vez se ven menos y si se usan es de forma aislada y esporádica. Una situación que es en la que mas veces la veo es en los bloqueos directos (diría que casi la única), el jugador que defiende al bloqueador se asoma para al atacante con balón y rápidamente vuelve a defender al suyo (hace un flash defensivo parecido al "cucu" de un reloj), pero ¿por qué no se hacen también en los bloqueos indirectos, en los cortes y en otros aspectos del juego?
¿Se explica suficientemente a los jugadores el valor y la importancia de las fintas defensivas? ¿Se realizan ejercicios de baloncesto para trabajar las fintas defensivas? ¿Se les explica su mecánica para llevarlas a cabo de forma eficaz? ¿Creemos como entrenadores en el uso de las fintas defensivas? ¿Que opinan ustedes, particularmente pienso que cada vez menos, ¿están ustedes de acuerdo conmigo?

No hay comentarios: