domingo, 7 de abril de 2019

La trastienda del Deza Maristas un campeón de Andalucia júnior femenino

El Deza Maristas de Córdoba se acaba de proclamar Campeón de Andalucía junior femenino de clubes de la mano de su técnico Miguel Ángel Luque que desde el martes y hasta hoy domingo se ha celebrado en Granada. 
El equipo del Colegio Cervantes durante esta Fase de Sector ha seguido una trayectoria inmejorable ganando sus tres partidos de la Fase Regular a Jaén CB (87-50), Raca Granada (87-56) y CB Lepe Alius (72-59). En cuartos de final se enfrentó al CB Andújar al que venció con claridad (68-44), en semifinales logró la gesta se ganar al equipo anfitrión y organizador del torneo el GmasB (63-56) y en la final de nuevo al CB Lepe Alius (66-53).
Dos notas una positiva y otra negativa muy a destacar, la positiva ha sido que Carla Torrubia ha sido nombrada MVP de la final con 26 puntos, 10 rebotes y 28 de valoración y la negativa la lesión a priori muy grave de su pivot cadete Noelia Bancalero a falta de confirmación oficial parece ser que es rotura de ligamentos cruzados de la rodilla.
Cualquiera que haya visto los resultados del equipo maristeño puede pensar que ha sido fácil conseguirlo y que todo ha ido como un camino de rosas, pero ni mucho menos ha sido así en la TRASTIENDA de este campeonato andaluz conseguido por el Deza Maristas hay muchas cosas que conviene analizar.
El equipo dirigido por Miguel Ángel Luque, con la ayuda como delegado y entrenador ayudante de diego Díaz ha estado compuesto por Carmen Moreno, Carla Torrubia, Berta Muñoz, Andres Martos, Lucía Salinas, Nuria Morales, Lucía Cabezuelo y Rosario García en edad junior, además de cuatro jugadoras cadetes, Carmen Aumente, Nerea Zea, Noelia Bancalero y Paula Zurera.  
A lo largo del año dos jugadoras han estando alternando entrenamientos con el equipo senior de Primera Nacional, la alero Carla Torrubia y la base Carmen Moreno, además de ello las cuatro cadetes también han trabajado por partida doble alternando entrenamientos con las juniors.
Posiblemente nadie pensaba que este grupo de jugadoras iban a conseguir el gran éxito conseguido, yo creo que aunque todos los entrenadores soñamos con un logro así ni el mismo Miguel Ángel lo pensaba, pero a veces el baloncesto nos recompensa cuando menos lo pensamos y lo que está clarísimo y nadie lo puede poner en duda es que no se consigue un campeonato de estas dimensiones por casualidad, detrás de ello hay mucho trabajo en la sombra y mucho esfuerzo.
He visto a Miguel Ángel algunas noches de invierno entrenar de ocho a diez a la noche al aire libre con sólo seis jugadoras porque les faltaban las del primera nacional y las cadetes, también en un tercio de la cancha cubierta los días de lluvia, sin embargo nunca se ha desanimado y ha estado al pie del cañón trabajando en la mejora individual de las chicas con paciencia infinita. En un campeonato provincial tan largo y con rivales directos importantes como La Carlota y UCB entre otros por coincidencia de horarios y categorías en ocasiones ha jugado partidos en cuadro y los ha ido sacando, de camino eso le ha servido para ir curtiendo a las menos habituales.
No ha sido fácil tampoco poder armar a un equipo tácticamente en un año tan duro y complicado a la hora de llevar a cabo los entrenamientos pero el lo ha conseguido, ha basado su juego en una buena defensa individual con buen trabajo de las jugadoras en el 1c1, con buenas ayudas y rotaciones y un sacrificio total en el rebote por no ser un equipo demasiado alto (en este sentido el trabajo de Carla Torrubia y todas las pívots ha sido brutal) y en ataque no ha especulado el equipo ha corrido el contraataque siempre que ha podido y luego ha jugado con orden haciendo buenas lecturas defensivas del rival y sabiendo elegir en cada cosa buenas opciones de ataque para finalizar.
Todas las jugadoras han aportado y si bien es cierto que nadie esperaba que Unicaja el gran favorito a priori quedara eliminado en cuartos de final, también hay que decir que el Deza Maristas fue capaz de superar al verdugo de las malagueñas el Gmas B, un gran equipo al que las cordobesas supieron frenar y ganarles en su propia cancha con el calor de su afición en una actuación colectiva excelente a pesar de contar con la baja de su ala-pívot Rosario García por un esguince de tobillo que se hizo en el partido de cuartos de final frente a Andújar. 
También a eso hay que añadir la grave lesión en la rodilla que a mitad del tercer cuarto de la final sufrió la cadete Noelia Bancalero, por cierto esta jovencísima jugadora se ha marcado un campeonato de categoría no solo reboteando sino también anotando, llamando la atención de propios y extraños por un desparpajo y una calidad en el juego impropios de su edad.
Sin desmerecer a nadie la actuación en el campeonato de Carla Torrubia ha sido espectacular, MVP de muchos partidos y referente absoluta del equipo en anotación y rebotes, tengo la suerte de disfrutarla en mi equipo de Primera Nacional y su eclosión esta temporada ha sido de sobresaliente, lástima que el año que viene no podamos gozar de su categoría como jugadora y como persona porque se va a Estados Unidos a estudiar, pero esta jugadora de origen melillense pero con sangre cordobesa en sus venas (hija del histórico Pepe Torrubia con paso por la ACB y que se afincó en Melilla), ha brillado con luz propia en este campeonato.
Miguel Ángel es un entrenador que conoce muy a fondo el baloncesto femenino de formación y el de Primera Nacional, de echo los dos últimos años fue el entrenador del Deza Maristas en dicha categoría, consiguiendo que el equipo jugara dos Finales a Cuatro por el ascenso a LF2. De hecho ese conocimiento de equipos y rivales le ha servido muy bien para saber el terreno que ha pisaba y lo ha explotado al máximo.
Detrás de un equipo campeón está claro que hay un gran trabajo, yo lo he visto con mis propios ojos y ese trabajo ha tenido la recompensa para este grupo de jugadoras de ir a un Campeonato de España junior que por cierto no es "moco de pavo" ni todos los pueden decir. Pero eso es otra historia que vivirán a primeros de mayo en Avilés. ¡Enhorabuena y a disfrutarlo chicas!
Por último creo que es de justicia además de resaltar el gran trabajo de Miguel Ángel y sus chicas, no hay que olvidarse tampoco del resto de entrenadores del club que en la trayectoria deportiva de estas chicas desde sus inicios en mayor o menor grado han intervenido en su progresión y evolución. Y por supuesto de las personas que dirigen y gestionan el club que hacen que muchos chicos y chicas practiquen su deporte preferido que no es otro que el BALONCESTO.

No hay comentarios: