sábado, 23 de marzo de 2013

¿Error y fallo son conceptos semejantes?

Veo como actualmente los entrenadores, en los cuales me incluyo el primero, solo buscamos artículos o clínics relacionados con técnica individual, táctica colectiva, preparación física etc etc… obviando otros factores tanto o más importantes dentro de la educación y en el baloncesto en concreto como son la psicología y la metodología a desempeñar a la hora de enseñar algo.
Ahora como estudiante de magisterio que soy, y aprovecho para hacer defensa a la que es una carrera que mas satisfacción personal produce, y la cual está tan mal vista, voy a tratar de explicar la diferencia que existe entre un error y un fallo y que papel cobra en el baloncesto sobre todo de formación.
Espero que de este artículo puedan salir muchas opiniones tanto de gente no profesional en esto como de la otra vertiente profesional y entrenadores que tengan un conocimiento extenso y nos amplíen la información relacionada con este tema.
Dicho esto paso a describir la importancia que tienen estos dos conceptos en el baloncesto actual y lo poco que lo valoramos.
Un error se produce cuando el niño debe de realizar una acción distinta a la que ha hecho pero teniendo previamente el conocimiento adquirido de cómo realizar la acción adecuada, mientras que en el fallo se produce cuando el niño opta por una acción la cual cree que es la apropiada pero que no tiene previamente otro recurso para solucionarlo.
Para ejemplificar un poco esto de manera simple:
Un niño zurdo corre por la parte derecha del campo, y para no fallar la canasta, suelta la pelota con la mano izquierda. ¿ Cual es la reacción de algunos entrenadores?: REFORZAR EL ERROR.
Puesto que lo que a cometido ese niño no a sido un fallo sino un ERROR puesto que debería de haber soltado el balón con la mano derecha, independientemente de si hubiese cometido un FALLO. He de decir que esto sucede dando por sabido que el niño supiese entrar tanto por la derecha como por la izquierda.
Lo que trato de explicar con este articulo, y siempre bajo mi punto de vista, es que los entrenadores tenemos que convivir con el FALLO y no con el ERROR, puesto que el fallo es uno de los mecanismos de aprendizaje más útiles y tendríamos que explotarlo de forma positiva y no de forma negativa.
Y para terminar intentaré que reflexionemos sobre algunas preguntas que me han surgido a la hora de escribir este artículo.
¿Los entrenadores somos culpables del error solo? ¿del fallo? ¿o de los dos conceptos? ¿ podemos decir que un niño que se equivoque poco es necesariamente mejor que otro que se equivoque mas? ¿ Es necesario que resolvamos todas las dudas a nuestros jugadores antes de que se planteen la pregunta?
Sergio Badillo Linares (UB BAILÉN)

1 comentario:

Ibón Gámez dijo...

Totalmente de acuerdo...personalmente creo, independientemente del talento de los chicos, que los entrenadores somos responsables de que los jugadores alcalcen una serie de objetivos mínimos en su etapa de formación...y en las etapas más precoces la metodología y la pedagogía creo que están incluso por encima de conceptos tácticos y técnicos, que alcanzarán con casi total seguridad si utilizamos una pedagogía adecuada donde alcancemos que el niño/a ame este deporte y una metodología adecuada cubiendo etapas, sin tener que precipitarnos.
P.D. Me encanta la foto publicada por VIVE EL BASKET, pues el que entra a canasta es Adrían, un niño de 6 años, al que entreno.